Víctimas de levantones del 6 de junio acuden a FGR por protección ante presiones e intimidación de la Fiscalía de Justicia de Jalisco para que no señalen a sus policías captores

Acompañados por la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) víctimas de las protestas y levantones del 4 y 5 de junio acudieron a las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) para pedir protección ante las presiones e intimidación por parte de la Fiscalía General de Justicia de Jalisco (FGJ) para que no señalen a sus policías captores. El líder estudiantil Javier Armenta exigió la separación del fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez en tanto se lleven las investigaciones.

Los jóvenes que acudieron a la FGR por protección también han pedido que se atraiga toda la investigación por del Casio Giovanni López, punta de lanza de las manifestaciones para exigir justicia y que desembocaron en disturbios y abuso policíaco entre los que se incluyen levantones, tortura y desaparición forzada.

De acuerdo a lo denunciado, las víctimas advierten que están siendo visitados en sus casas para amenazarlos e intimidarlos para que se desistan de denunciar y señalar a los policías captores. También han recibido llamadas con la misma tónica.

Han aclarado, que los sucedido el 4 y 5 de junio fue un operativo bien armado por una corporación policíaca y por ende tuvo que ser conocido por el titular de la FGJ, Gerardo Octavio Solís Gómez. Se movilizaron gran número de camiones y elementos ministeriales, quienes fueron los que realizaron los levantones y las desapariciones forzadas de los manifestantes.

Asimismo, dicen temer a los policías captores porque al ser levantados les confiscaron sus celulares por lo que cuenta con información de contactos, direcciones y datos personales. Aún siguen recibiendo llamadas para intimidarlos a que guarden silencio.

“Hemos hablado con la verdad y esperamos que ellos (FGR) hagan justicia y responsabilizamos a la Fiscalía del Estado y al estado por cualquier cosa que nos pase a nosotros y a las demás víctimas que no están aquí y quienes decidieron permanecer en el anonimato y a los que trabajan en las mesas de la Comisión, porque ellos fueron los responsables de todo esto y sí, tenemos miedo”, exigió una de las víctimas.

Por su parte, Javier Armenta, presidente de la FEU, exigió una vez más la renuncia del fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez mientras se realiza la investigación por el Caso Giovanni López.

“Confiamos en esta institución (FGR) para que nos dé respuesta; no solo queremos que se castigue a los responsables que materializaron los hechos del 05 de junio, también pedimos que se castigue a los actores intelectuales y a quienes autorización que se llevarán a cabo estos hechos”, señaló.

También denunció que el operativo del 5 de junio en las inmediaciones de la Fiscalía de Justicia de Jalisco “no fue un pequeño grupo, podrán leerlo en el reporte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, fue un operativo que implicó un número importante de oficiales y de personal de la fiscalía por eso nosotros no creemos la historia de que solo fue un pequeño grupo”.

Ya en sus redes sociales, Javier Armenta manifestó: “El pasado 5 de junio, quedó manifiesta la negativa a la justicia en nuestro Estado, la violación de derechos humanos y las libertades fundamentales, el arresto y secuestro de jóvenes, la violación de protocolos de actuación policial, los intentos de desaparición forzada”.

 

Compartir