Tras las críticas de traidor que le han propinado por ir a parar con AMLO, Alberto Uribe responde a Enrique Alfaro: “Si yo soy Judas, entonces él es el Mesías”

“La guerra sucia va a ser fuerte”, así es como Alberto Uribe categórico se dirige a sus detractores quienes se han emprendido una serie de manifestaciones en su contra en Tlajomulco, municipio que gobierna. Pero aún más terminante responde a los reclamos de traidor, específicamente a Enrique Alfaro: “Si yo soy Judas, entonces él es el Mesías”.

Como es sabido, Alberto Uribe Camacho dio portazo al proyecto de Enrique Alfaro, del cual fungía como coordinador de la campaña gubernamental. A partir de allí se desataron una serie de críticas porque el presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga se fue nada más y nada menos que con el rival a vences en la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

Llegó de la mano de Marcelo Ebrard Casaubón, el coordinador de la Primera Circunscripción para cuidar el voto de la coalición Juntos Haremos Historia.

Ahora del lado del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Uribe Camacho indicó que “tenemos que dar una batalla, en Jalisco, porque Jalisco es el tercer lugar en cuanto electores, tenemos que hacer que se cuide la elección, que se respete la elección”.

Sabedores que Jalisco puede hacer la diferencia a la hora de contar los votos, Alberto Uribe Camacho se integra para coordinar en el estado la campaña del ya dos veces candidato a la Presidencia de la República.

Es por eso que el ex de Movimiento Ciudadano (MC) va a hacer un llamado “a la mentira que Andrés Manuel es un miedo para el país, yo no había votado por Andrés Manuel, es la primera vez que lo voy a hacer y voy hacer un gran llamado para el estado, a diferentes lugares, a diferentes religiones, a diferentes universidades, vamos a platicar con todo mundo, y vamos a vender y platicar de ese proyecto”.

Ya entrados en el juego de la política, Alberto Uribe dice tener un respeto por las palabras de Enrique Alfaro, el candidato de MC al gobierno del estado, y otros actores de MC aunque “al final yo estoy en otro lado, estoy trabajando, cada quien lo suyo y al final se dirá quién tuvo la razón”.

Agregó: “Si queremos cambiar este país, la opción no puede ser Ricardo Anaya y tampoco puede ser por supuesto el señor Meade. Creo que es momento de abrir los ojos y se llama Andrés Manuel López Obrador”.

La insistencia sobre a quién va a apoyar en el estado, el entrevistado fue preciso: “En Jalisco tengo que ser claro, voy a apoyar a Lomelí, evidentemente, voy a ganar Tlajomulco con un candidato que vayamos a promover, vamos a dar una gran batalla”.

Le tocó al turno de la guerra sucia que arrancó con las críticas de su renuncia al proyecto alfarista y ha estado continuando con manifestaciones en su contra.

“No se vale una manifestación, no se vale que los regidores se manifiesten todos, es una institución, no tienen respeto, yo soy el presidente municipal, la ley así lo indica.

“Actuaron como si fuera un partido de mafia, con todo respeto no se vale cómo actuaron, pero eso es lo que ellos son, son chambistas, al final vamos hacer un llamado a Tlajomulco para todo lo que hemos trabajo, la gente sabe el trabajo que tengo allí y voy hacer un llamado al pueblo de Tlajomulco a una campaña de respeto y dignidad”.

Se le cuestionó los dichos de que se fue con Marcelo Ebrard y MORENA por intereses políticos y así respondió: “Cual interés político si iba encabezando la lista plurinominal, iba a ser secretario general de gobierno. Yo puedo decidir a quién apoyar, sería una tragedia que coordine una campaña de alguien en que no creo”.

Y recalcó: “Si yo no fuera dueño de mi carta, si yo no fuera dueño de mis pasos, pues imagínate que estés estancado en lo que no estés de acuerdo, en donde además no se te respeta, en donde además no puedes hablar, entonces yo quiero otra cosa y al final creo que me he ganado un respeto público desde hace muchos años”.

Aclaró que su carrera política no empezó con Alfaro. “Empezó con Gabriel Covarrubias, empezó con José Luis Leal Sanabria, tengo 27 años de servicio y puedo determinar con quien ir y con quién no”.

Y a las críticas de traidor así respondió a Enrique Alfaro Ramírez: “Si ellos consideran que soy un traidor, entonces si yo soy Judas entonces él es el Mesías”.

En el cierre de precampaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador y de Carlos Lomelí Bolaños, precandidato al gobierno de Jalisco, el tabasqueño reconoció la decisión de Alberto Uribe al tomar el camino del Movimiento de Regeneración Nacional.

Así se refirió AMLO: Una mención especial porque es un acto de valor cívico, el tomar una decisión como la que tomó Alberto Uribe en estos momentos”.  

Además se congratuló de que Uribe Camacho haya tomado esa decisión. “Que bien que Alberto Uribe toma esta decisión, que tiene que ver con principios, que tiene que ver con ideales, y que está aquí con nosotros. Bienvenido”.

Compartir