Coronavirus en Siria: «El sistema sanitario no está preparado para una epidemia a gran escala»

Pese a que el número de infecciones por coronavirus se mantiene bajo en Siria, el sistema no está preparado para un brote a gran escala, advirtió al Consejo de Seguridad el coordinador humanitario de la ONU, Mark Lowcock.

“Aunque el número de infecciones registradas sigue siendo bajo, la amenaza de un brote más amplio de COVID-19 está agravando la recesión económica y limitando la respuesta humanitaria. Esto podría tener graves consecuencias en toda la región, no sólo en Siria”, destacó.

Lowcock indicó que los precios de los alimentos, las medicinas, el combustible y otros productos básicos se están disparando en todo el país y que la volatilidad del tipo de cambio hizo que la libra siria haya perdido más valor en los últimos seis meses que en los primeros nueve años de la crisis.

A consecuencia de ello, un número creciente de sirios ya no son capaces de mantenerse por sí mismos y a sus familias. Muchos se han tenido que endeudar y comer menos para sobrevivir.

Añadió que 2.8 millones de personas en el noroeste, el 70 por ciento de la población de la región, necesitan asistencia humanitaria. El desplazamiento masivo de casi un millón de personas a principios de este año y las nuevas dificultades económicas, agravadas por el impacto regional de COVID-19, han dejado a los civiles del noroeste entre las personas más vulnerables del país.

Compartir