“Si no damos respuesta a Ayotzinapa, Odebrecht y estafa maestra nadie nos va a creer”, así lo sentenció el primer fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero

Al primer fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, sentencio que si “no damos respuesta” a casos simbólicos como Ayotzinapa y la desaparición forzada de los 43 normalistas, la Estafa Maestra y Odebrecht, “nadie nos va a creer”. Al tiempo, indicó que estos grandes temas en la procuración de justicia se tendrán que reiniciar.

En su participación en la plenaria del Grupo Parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional, el fiscal del país ofreció un análisis de lo que  ha encontrado en el ahora llamada Fiscalía General de la República (FGR). De entrada informó que hay 200 mil averiguaciones previas archivadas y que no se ha decretado el no ejercicio de la acción penal, pero “éstas vienen desde el año 1984”.

En cuanto a las ahora llamadas carpetas de investigación, Gertz Manero indicó que hay otras 200 mil.

“En esas condiciones, el primer acuerdo que tomé al respecto es que se haga de inmediato, una depuración de todos estos expedientes; hay una gran mayoría que están prescritos y esa prescripción es una irresponsabilidad histórica, que no podemos nosotros asumir”, dijo.

Dio a conocer que el 90 por ciento de las denuncias se presentan ante las Oficialías de Partes de las delegaciones de lo que antes era la Procuraduría General de la República (PGR) y sólo el 10 por ciento ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), lo que significa que la mayoría de delitos que se atienden no representan en sí los de muy alto impacto.

“Y ahí nos encontramos otra sorpresa: que más del 60 por ciento de los asuntos que se denuncian o se querellan, son por dos temas fundamentales: uno, el robo de tarjetas de crédito, y dos, los diablitos que se roban la electricidad”, señaló.

Por otra parte, Alejandro Gertz Manero puso el dedo en el renglón con respecto a casos simbólicos para el Estado mexicano, por lo que dejó entrever que en esta etapa de la Fiscalía General de la República reiniciarán los casos de Ayotzinapa, Odebrecht, Estafa Maestra, entre otras cosas.

“Los grandes temas, que son Odebrecht, que son la Estafa mayor (Maestra), es decir, tenemos cuatro o cinco temas verdaderamente, qué les diré, simbólicos, que sin ellos nadie nos va a creer”, sentenció.

El fiscal general insistió: “Si nosotros no damos una respuesta a Ayotzinapa, si nosotros no damos una respuesta a la estafa maestra, a todos estos asuntos, la justicia, en este país, no va a tener credibilidad”.

Admitió que se reiniciarán varios casos simbólicos de manera transparente aunque cuidando al secrecía.

“¿Qué es lo que me he encontrado? Expedientes sumamente complicados, que, si ustedes los ven, yo creo que no los entienden ni los que los organizaron. Entonces, hay casos en los que, con toda claridad, y se los digo desde este momento, vamos a reiniciarlos completos, dando vista a todos los que tengan que conocer de este asunto, cuidando lo que tenemos que cuidar, que es la secrecía, pero hasta el límite que la secrecía no se vuelva complicidad o encubrimiento”.

Demandó de los senadores del partido en el gobierno mayor flexibilidad para que “las instituciones de procuración de justicia tengamos más capacidad de decir lo que estamos haciendo, de señalar cuáles son nuestras líneas de investigación y que eso no nos lo vayan a convertir después en que no hubo el debido cuidado para el respeto al proceso penal”.

Y remató: “No sé si ustedes tengan la misma convicción que yo, pero yo creo que si en estos asuntos fundamentales no establecemos con toda claridad qué es lo que vamos a tratar de encontrar, creo que vamos a empezar a dar respuestas muy claras”.

Compartir