Secretaría de la Función Pública ha prohibido a federación, estados y municipios celebrar contratos con Lomedic, empresa de Carlos Lomelí inhabilitada por dos años seis meses

En una resolución más Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, se ha comunicado en el Diario Oficial de la Federación sobre la prohibición que tienen los gobiernos de los tres niveles de celebrar contratos con la empresa Lomedic S.A. de C.V. de Carlos Lomelí Bolaños, esto al ser inhabilitada por dos años seis meses al encontrarse irregularidades en sus contratos de venta de medicinas al sector oficial.

“Circular por la que se comunica a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, a las empresas productivas del Estado, así como a las entidades federativas, municipios y alcaldías de la Ciudad de México, que deberán abstenerse de aceptar propuestas o celebrar contratos con la empresa Lomedic, S.A. de C.V.”, así es como se ha divulgado en el Diario Oficial de la Federación la resolución en contra de la empresa de quien fuera delegado de los Programas del Bienestar, Carlos Lomelí Bolaños, investigado por conflicto de interés.

La resolución abunda que en “la resolución de 17 de julio de 2020, que se dictó en el expediente número SAN/029/2019, mediante la cual, concluyó el procedimiento administrativo incoado a la empresa LOMEDIC, S.A. DE C.V., esta autoridad administrativa hace de su conocimiento que, a partir del día siguiente al en que se publique la presente Circular en el Diario Oficial de la Federación y en CompraNet, deberán abstenerse, de aceptar propuestas o celebrar contratos con dicha persona moral, de manera directa o por interpósita persona, por el plazo de 30 (treinta) meses”.

Además de la inhabilitación para vender a los gobiernos, la Secretaría de la Función Pública (SFP) también recetó sanciones millonarias como multa a Lomedic y Laboratorios Solfrán con un millón 51 mil 500 pesos, esto al falsear información para celebrar contratos públicos.

Asimismo, multaron a la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), empresa a la que han relacionado a Carlos Lomelí y que celebró un contrato con el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal)  que fue incumplido.

De este caso se presentaron denuncias por corrupción por más de 850 millones de pesos, denuncias que le valieron la renuncia a delegado de AMLO para los Programas del Bienestar.

Compartir