“Si Elba Esther Gordillo fue a parar a la cárcel, creo que lo mismo tiene que pasar con Martha Elia (Naranjo)”, advirtió el alcalde tapatío Pablo Lemus Navarro a la lideresa del SideDIF

El alcalde de la capital jalisciense, Pablo Lemus Navarro arremetió fuertemente contra Martha Elia Naranjo, lideresa del Sindicato de los Sistemas DIF Guadalajara (SideDIF). “Se la acabó la fiesta a Martha Elia” y remató con un contundente: “Debe ir a la cárcel”.

Lo anterior porque la lideresa de SideDIF no desalojó las instalaciones que posé en el Centro Internacional de la Amistad posterior al plazo que le fue notificado.

“Siguieron haciendo uso de las instalaciones y bueno se está presentando una denuncia penal contra Martha Elia Naranjo en la Fiscalía del Estado y el delito que se acusa es por despojo porque esas oficinas son propiedad del municipio de Guadalajara”, dijo.

Al informar que denunciaron penalmente ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de Jalisco a Martha Elia Naranjo Sánchez al insistir que el inmueble que posee el SideDIF pertenece a “salones de clases de las niñas y los niños y no existe ningún contrato, no existe ningún comodato, no existe ningún instrumento jurídico para que el sindicato se haya apropiado de estos salones de clases”.

Lemus Navarro insistió que la lideresa incumplió con lo acordado por las autoridades porque habían aceptado la reubicación, sin embargo, “como la Chimoltrufia como digo una cosa digo la otra y horas después dijo que ‘dice mi mamá que siempre no’”.

Se le ofrecieron oficinas en La Federacha y otra en la colonia La Loma y después “se desdijo, simple y sencillamente dijo que no, que no lo aceptaba, que se quería quedar allí y bueno lo que nosotros vamos a proceder es con esta denuncia penal por despojo porque está ocupando unas oficinas que no tiene ninguna validez jurídica”.

Al alcalde denunció que Naranjo Sánchez “quiere conservar sus privilegios, que el municipio le siga pagando renta, luz, agua, trabajadores, mozos, choferes”.

Confesó que la propia representante de SideDIF por medio de un tercero ofreció renunciar al sindicato a cambio “de que le diera 70 plazas, háganme ustedes el favor”.

El Primer Edil insistió en los reclamos: “Que ella se pague sus lujos, sus choferes, sus jardineros, sus sirvientes, que ahora se los paga el DIF, no tiene por qué suceder esto. Elba Esther Gordillo tiene su simi en Jalisco y se llama Martha Elia Naranjo. Si Elba Esther Gordillo fue a parar a la cárcel, creo que lo mismo tiene que pasar con Martha Elia”.

Asimismo, denunció una red de aviadores y servidores que tiene Martha Elia y que “nosotros estamos cortando”, en referencia a los 107 trabajadores despedidos por lo cual se está haciendo una auditoría.

Manifestó que esos privilegios se lograron por “presiones políticas, manifestaciones con presidentes municipales que aceptaron darle estas prebendas, pues se acabó la pachanga”.

Y remató que en cuando a sus antecesores (Enrique Alfaro e Ismael del Toro]) que dejaron la libre actuación de este sindicato, Lemus Navarro remato: “Eso que lo respondan ellos, yo no voy a acceder a las presiones de Martha Elia”.

Compartir