Ante el presidente de Estados Unidos, Joe Bide, el jefe de Estado ruso, Vladímir Putin, denunció peligrosos intentos de militarización de Ucrania por la OTAN e instó a no culpar a Rusia

Al mantener una reunión virtual, Vladímir Putin respondió a las acusaciones de su homólogo estadounidense, Joe Biden, sobre el carácter amenazante de Rusia cerca de las fronteras con Ucrania. Instó a no culpar su nación por lo intentos de militarización de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).  

Luego de cinco meses Putin y Biden se reencuentran en reunión virtual y el rusos respondió contundentemente a las acusaciones del Presidente de Estados Unidos, quien acusa a Rusia de carácter “amenazante” de los desplazamientos de las tropas cerca de las fronteras con Ucrania.

En la teleconferencia exigió que no debe responsabilizar a Rusia de la escalada de tensiones mientras la OTAN emprende “peligrosos intentos de militarizar el territorio ucraniano”.

Lo anterior porque ha aumentado las capacidades militares en las inmediaciones de Rusia, de acuerdo a lo informado por el Kremlin en un comunicado sobre los resultados de la reunión virtual no televisada.

Putin pidió “garantías fiables y jurídicamente vinculantes que excluyan la expansión de la OTAN hacia el este y el despliegue de sistemas de armas ofensivas en los países vecinos”.

El tema de Ucrania y la crisis en la región de Donbass en medio de la falta de avances en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk de 2015 —la base para la solución pacífica que no tiene alternativas, según destacó el Kremlin— ha sido clave en la conversación de los mandatarios.

Putin dio ejemplos concretos que demuestran la “línea destructiva de Kiev” que va en contra de los acuerdos de Minsk y manifestó serias preocupaciones sobre las acciones provocativas de Kiev contra Donbass.

Ambos mandatarios acordaron encargar a sus representantes el inicio de las consultas sobre los temas y problemas mencionados.

Compartir