México aplica 65 pruebas por cada millón de habitantes, mientras que la media en América Latina y el Caribe, es de 305. Mónica Almeida advierte que son insuficientes las pruebas PCR

La diputada Mónica Almeida López (PRD) aseguró que las pruebas para detectar la nueva sepa de coronavirus seguirán siendo insuficientes pese a la reciente compra que realizó el Gobierno Federal, debido a la mala estrategia que se sigue realizando para detectar nuevos casos por Covid-19 en todo el país.

“Qué bueno que el gobierno adquirirá pruebas PCR, pero hay que señalar que estas son insuficientes, ya que su estrategia es aplicar una entre miles de personas, y sólo se aplica si presenta síntomas por lo cual los casos asintomáticos siguen siendo invisibles y las pruebas compradas no ofrecen una muestra real de los casos de contagio, me parece que solo pretenden justificar su mala estrategia y hacer creer a la gente que vamos por buen camino”, indicó en un comunicado.

Por otro lado, Almeida López dijo que el gobierno debe dejar de hablar del término de la primera oleada de contagios del coronavirus y dejar de hacer planes a partir de ésta, pues para que eso suceda es necesario que primero terminé la oleada para tener un rebrote.

A pesar de que las pruebas para detectar el Covid-19 son fundamentales para rastrear y aplicar buenas estrategias contra la enfermedad, México sigue restringiendo su aplicación.

De acuerdo con la Oficina en México del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se advirtió en su Informe “Desarrollo Humano y Covid-19 en México, que en el país sólo se aplican 65 pruebas por cada millón de habitantes, mientras que la media en América Latina y el Caribe es de 305 y de 769 en un conjunto de 89 países.

“Las cifras presentadas por la ONU nos muestran que el tercer lugar de fallecidos por este virus que tenemos hoy en día a nivel mundial, nos queda corto, pues es muy probable que este número sea mucho mayor, al igual que el número de personas contagiadas por el virus”, dijo.

Los análisis difundidos por la Universidad de Oxford sugieren, de acuerdo con el PNUD, que no se realizan suficientes pruebas para controlar adecuadamente el brote, mientras que la ONU reitera que, en el caso de México, podría existir un subregistro de casos positivos más importante que en otros países, lo que puede dar información equivocada para la evaluación de riesgos entre la población.

Compartir