El Comité Directivo Estatal del PRI de Héctor Pizano, acusa a Enrique Alfaro de fraguar farsa de intimidación y advierte que fue revisado por viajar en vehículos sin placas

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Jalisco ha condenado lo que han calificado la “farsa de intimidación” de Enrique Alfaro y señalaron que el precandidato de Movimiento Ciudadano (MC) fue interceptado por elementos de la Fuerza Única Regional (FUR) porque viaja con camionetas sin placas y con gente armada.

El Comité Directivo Estatal del PRI hizo varias consideraciones en torno a los hechos denunciados por el precandidato a la gubernatura del estado de Jalisco por el Partido Movimiento Ciudadano y advirtieron que “la versión difundida por Enrique Alfaro Ramírez de que fue objeto de intimidación y amenazas por parte de policías estatales fue desmentida por su propio jefe de prensa, Juan Pablo Vigueras, quien declaró al periódico Mural del grupo Reforma que en cuanto los uniformados identificaron de quién se trataba, los dejaron ir sin complicación alguna”.

Además, añadieron, en la misma declaración, el equipo de prensa de Alfaro también lo contradijo al afirmar que viajaban en un convoy de cinco vehículos, y no de dos como lo ha señalado el precandidato en diversas entrevistas.

Asimismo, denunciaron que “la camioneta en la que viaja el precandidato circula sin placas de identificación, lo que se considera motivo de revisión de seguridad”.

“Los policías estatales actuaron conforme a los protocolos de seguridad y apegados a la ley al realizar el alto y revisión del vehículo sin placas y sin identificar. En ningún momento hubo violación a los derechos humanos o políticos de él y sus acompañantes”, advirtió la dirigencia estatal que está a cargo de Héctor Pizano Ramos.

También destacaron que el jefe de escoltas, Alejandro Muñoz Ochoa, es un ex policía de Guadalajara comisionado como su escolta, que en 2012 reprobó los exámenes de control y confianza, lo cual nos indica un claro acto de irresponsabilidad de parte del precandidato, Enrique Alfaro, al permitir que un elemento que fue reprobado porte un arma y lo acompañe en los eventos a los que asiste, poniendo en riesgo la seguridad de la gente.

 

Compartir