El rector Ricardo Villanueva Lomelí propone al Gobernador un diálogo público y restriega a Enrique Alfaro que preocupa el  secuestro que el Ejecutivo ha hecho del Poder Legislativo y Judicial

El Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), doctor Ricardo Villanueva Lomelí, respondió a la carta que publicó ayer el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, a través de un mensaje publicado en sus redes sociales.

En su mensaje, Villanueva Lomelí destaca que el objetivo de que se reestablezcan las relaciones entre ambas instituciones tiene que ver exclusivamente con las tareas sustantivas de la Universidad.

Por ello, plantea que la agenda para la primera reunión entre ambos sea para abordar los siguientes temas:

El arranque del CUTlaquepaque.

El crecimiento de CUTlajomulco y CUTonalá.

La reactivación del CUCSH La Normal.

Los más de 40 mil nuevos estudiantes que hemos recibido en 3 años sin un solo peso extraordinario.

Los 140 millones de pesos que el Congreso de Jalisco asignó a la UdeG en 2021 y que se retiraron ilegalmente

También señaló la importancia de que este diálogo se desarrolle respetuosamente y de cara a la sociedad, en una sesión pública y abierta ante los medios de comunicación.

Villanueva Lomelí hizo un extrañamiento al Gobernador con respecto a los nombramientos de magistrados, jueces y Organismos Constitucionalmente Autónomos. Subrayó que estas discusiones competen exclusivamente al Poder Legislativo.

De igual manera, reitera que la UdeG no está “secuestrada”, ya que en su vida interna los miembros de esta comunidad tienen total libertad, así como las autoridades internas son electas conforme a derecho, como ocurre en todas las universidades autónomas del país.

En todo caso, la preocupación de los universitarios es el secuestro que el Poder Ejecutivo ha hecho del Poder Legislativo y Judicial y hasta de algunos municipios, violentando con ello la división de poderes.

Con respecto a la petición de que se retiren las mantas y se paren las marchas que organiza la comunidad universitaria, reiteró que “la libertad de expresión nunca debe condicionarse, mucho menos cuando se es Gobernador de un estado”.

Considera totalmente innecesario violentar la libertad de expresión de toda una comunidad, cuando sería suficiente que fueran depositados los 140 millones de pesos que se retiraron ilegalmente y con esto, el compromiso sería que inmediatamente se retirarían las mantas y las manifestaciones dejarían de ser necesarias.

“Gobernador, siempre que el diálogo sea respetuoso y el amor a la universidad verdadero, los universitarios estaremos ahí”, concluyó.

Compartir