Diputado del PRD Omar Ortega Álvarez rechaza el mando único por violentar los derechos humanos y se pronuncia por un nuevo esquema de coordinación policiaca

 

El diputado Omar Ortega Álvarez del Partido de la Revolución Democrática (PRD) afirmó que la supuesta falta de mando único policiaco en los estados sólo es otro pretexto del gobierno federal, “a fin de justificar su ineptitud e incapacidad para abatir la criminalidad y garantizar la seguridad a los mexicanos”. Con ello, el propio gobierno se empecina en llevar a cabo “la administración centralizada de la delincuencia”, indicó el legislador en un comunicado.

Ortega Álvarez convocó a un debate amplio, incluyente y objetivo, en torno a la iniciativa presidencial, presentada el 10 de diciembre de 2014, para reformar la Constitución en materia de seguridad y justicia, porque como se plantea sólo “redundará en más agravios para la ciudadanía”.

Sostuvo que en los estados donde se ha aplicado el mando único policial, “la inseguridad no ha disminuido, sino incluso, se incrementó, pero además con violaciones graves a los derechos humanos por parte de las autoridades policiacas estatales y federales”.

El diputado perredista comentó que en México no hay indicio alguno de que esta vez el gobierno federal “le atinará con la instrumentación de esta medida, porque todo lo que ha hecho, a un alto costo en dinero y vidas humanas, ha servido para nada”.

Omar Ortega Álvarez“Fracaso tras fracaso y millones tras millones invertidos, la violencia en el país no ha disminuido; la injusticia e impunidad permanecen arraigadas en nuestro sistema mexicano, arropando a criminales y a sus cómplices, agravando la crisis humanitaria que vivimos”, puntualizó Ortega Álvarez.

Por el contrario, dijo, “en los lugares donde se han respetado las facultades y responsabilidades de los municipios y además se han fortalecido con esquemas mixtos de coordinación, como en Colombia y el municipio michoacano de Cherán, la violencia ha disminuido hasta 90 por ciento”.

Consideró conveniente, incluso por razones de procedimiento legislativo con miras a otra eventual reforma a la Constitución, analizar y discutir ampliamente la propuesta presidencial y la que él propone, de instituir un nuevo esquema de coordinación entre los tres ámbitos de gobierno, que priorice el respeto a derechos humanos, seguridad y gobernabilidad.

“En México hay una crisis de gobernabilidad democrática asociada a inseguridad y violencia. Estamos en un momento histórico para transformar las inservibles y fallidas políticas de seguridad pública, apostando por la coordinación y no por la sustitución, por el fortalecimiento y no por la disolución, por la institucionalidad y los derechos humanos, y no por el centralismo corrupto”, apuntó Ortega Álvarez.

Compartir