El gobernador electo, Enrique Alfaro, admite que no va a ser fácil recuperar la tranquilidad de Jalisco y que poner en paz al estado “va a llevarnos tiempo”

Sin precisar tiempos para dar resultado en materia de inseguridad y combate a la delincuencia, el gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez, admitió que poner en paz al estado “va a llevarnos tiempo” y aseveró que el primer año de su administración “va a ser difícil”.

En entrevista Enrique Alfaro externó que dar un plazo para mantener en paz al estado y recuperar la tranquilidad, “sería muy difícil de establecer”.

“Yo creo que va a llevarnos tiempo y sobre todo creo que con las medidas que vamos a tomar, insisto, puedo adelantar que el primer año va a ser difícil”, señaló.

Por lo anterior, Alfaro Ramírez reafirmó que disminuir la inseguridad y violencia “será un proceso largo”, aunque indicó que la seguridad será prioridad en su gobierno.

“El reto más complejo y habremos de enfrentarlo con todas las herramientas de las que dispone el estado y sobre todo con un compromiso firme para no permitir que se siga confundiendo quiénes son los buenos y quiénes son los malos”, dijo.

Siguiendo con los cuestionamientos sobre los plazos para disminuir la violencia con resultados tangibles, Enrique Alfaro aclaró que “sí va a haber un plazo para la reestructuración de la Fiscalía, vamos a platicarlo con quien ya sea fiscal, ya sea para que sea él mismo que nos diga cuánto tiempo cree que le va a llevar la reingeniería, el proceso de depuración, la limpieza que tanto le urge a esta instancia”.

Aunque insistió en no va a ser sencillo.

“Sí podemos dar un plazo para poner en paz al estado, para que recuperemos la tranquilidad, eso sería muy difícil de establecer. Yo creo que va a llevarnos tiempo y sobre todo creo que con las medidas que vamos a tomar, insisto, puedo adelantar que el primer año va a ser difícil”, apuntó.

Compartir