Solicita el regidor Miguel Zárate se realicen dictámenes de habitabilidad en fincas de Paseo Alcalde, dañadas por la construcción de la L3 del Tren Ligero

El gobierno de Guadalajara requiere involucrarse en los procesos de recepción de la obra de la Línea Tres del Tren Ligero, afirmó el regidor Miguel Zárate Hernández, quien presentó dos iniciativas respecto a la entrega de esta obra federal.

“Como municipio en esta administración y en las demás administraciones, hemos sido poco afables y poco entendibles a la situación que atraviesa toda la población, necesitamos ponernos en sus zapatos, y ser los abogados de ellos, ante la situación que se está viviendo”, dijo.

Lamentó las declaraciones recientes por parte del delegado de la SCT Jalisco quien se deslinda de la responsabilidad de la obra, al advertir todo se manejó de forma centralizada desde la Ciudad de México.

El edil tapatío subrayó que el daño que presentan fincas tanto de propiedad municipal, particulares y eclesiásticas, no es más que consecuencia de la cerrazón de las autoridades “desde la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC), en su momento aclaramos y dijimos que no era el sistema constructivo adecuado, el que se estaba utilizando o que se proponía en ese entonces para la línea tres, y ahí están los resultados”, afirmó.

Por ello, mediante dos iniciativas el regidor tapatío solicitó primero, que a través de la Dirección de Obras Públicas Municipal se realicen revisiones a lo largo del Paseo Alcalde, así como peritajes en las edificaciones reportadas como dañadas.

Además de solicitar la gestión por parte de la administración municipal para que el cuerpo edilicio participe en un recorrido de reconocimiento a lo largo de la obra civil de la Línea  Tres.

Así lo dijo: “Lo que me interesa, primero es que exista habitabilidad en los edificios, segundo que podamos acompañar a las distintas denuncias que existen de que sus propiedades están dañadas”.

Compartir