PAN presenta en el Senado iniciativa para elevar a rango constitucional la confidencialidad de las fuentes y crear fiscalía especial para delitos contra periodistas

El Grupo Parlamentario del PAN presentó ante el pleno del Senado una iniciativa de reforma a la Constitución que tiene por objetivo garantizar la protección de los derechos de libertad de expresión, información, difusión y los derechos digitales, mediante la acción de facultar al Congreso para expedir la ley general en la materia.

Al presentar la propuesta a nombre del GPPAN, el senador Víctor Oswaldo Fuentes Solís explicó que se busca incorporar una Fiscalía Especializada para la atención de delitos cometidos contra la libertad de expresión en la futura Fiscalía General y elevar a rango constitucional su facultad de atracción de delitos cometidos contra periodistas, así como la confidencialidad de sus fuentes.

El senador por Nuevo León indicó que México es hoy en día el país sin guerra más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, por lo que es lamentable que se les descalifique con señalamientos directos como “medios fifí, chayoteros y conservadores”, así como con amenazas veladas en cuanto a un poco claro manejo del presupuesto de comunicación oficial, y un extraño llamado de futuros funcionarios y seguidores del Presidente electo que piden que los medios revelen explícitamente sus filiaciones políticas.

Por ello, las senadoras y los senadores del PAN “hacemos un llamado al Presidente electo y a las nuevas autoridades que le acompañarán en el gobierno, para que serenen su ímpetu defensivo, a que endurezcan la piel y pongan en práctica la tolerancia y la apertura que ofrecieron durante la campaña electoral y a que eviten en todo momento las descalificaciones a la prensa, al escrutinio periodístico y a las opiniones críticas”, sostuvo.

Asimismo, el GPPAN urge a esta Cámara a crear un sistema de protección, pero también de prevención, y establecer, además, las bases para la creación de un andamiaje legal e institucional en los estados de la federación, para la eficaz protección y defensa de esos derechos, por medio de una distribución de competencias orientada a hacer viable su exigibilidad.

“Las senadoras y senadores del PAN sostenemos que las amenazas, las descalificaciones y peor aún, la grave represión y limitación a derechos fundamentales como la libertad de expresión y el derecho a la información que se vive en nuestro país, son inaceptables, porque lastiman profundamente el desarrollo y la convivencia democrática en el país”, afirmó.

El GPPAN está convencido de que la libertad de expresión no sólo consiste en garantizar al gremio periodístico el ejercicio pleno de sus derechos, sino que también es condición indispensable para la consolidación de una sociedad democrática, participativa y tolerante, dijo.

“Para ello, es indispensable contar con un ordenamiento jurídico adecuado, de aplicación nacional, para que el Estado mexicano garantice la protección de la libertad de expresión y la libertad de prensa como un derecho humano fundamental”, señaló.

Un régimen democrático necesita de la participación crítica de los medios de comunicación y el Estado tiene la obligación de garantizar la vida, la seguridad, el patrimonio y la plena libertad de las personas que ejercen el periodismo, finalizó.

Compartir