Sin sustente declaraciones en contra de la Reforma Eléctrica PAN apoyó la energética sin pensar en los perjuicios que traería para la soberanía energética nacional: Ignacio Mier

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Ignacio Mier Velazco, adelantó el voto mayoritario de Grupo Parlamentario de Morena y sus aliados durante la sesión del próximo martes, para acabar con un periodo de saqueo y de la política neoliberal que tanto afectó al sector energético del país.

En un comunicado, consideró que hubo muchos mitos alrededor de la discusión sobre la iniciativa para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, no obstante, se llevó a cabo una extensa discusión tanto en comisiones como en Parlamento Abierto y reuniones extraordinarias para que todos expusieran sus consideraciones y “que nadie se quedara fuera del debate”.

Una vez cumplido ese propósito, ahora toca al Poder Legislativo darle formal trámite en el Pleno a la propuesta.

El coordinador consideró “sin sustento” las declaraciones de los gobernadores del PAN en contra de la reforma, ya que en su momento este partido apoyó la Reforma Energética sin pensar en los perjuicios que traería para la soberanía energética nacional.

“Cuando se discutía la Reforma Energética del ex presidente Enrique Peña Nieto, el PAN apoyó sin miramientos la propuesta, nunca escuchó a la oposición y se dejó llevar por un asunto clientelar y de beneficio sólo para unos cuantos, sin pensar en el quebranto financiero que ocasionaría al país y a los mexicanos”, expuso.

Mier Velazco detalló 10 puntos clave de esta reforma:

Uno. Se fortalece al Sistema Eléctrico Nacional y se refrenda el compromiso de recuperar la soberanía energética nacional.

Dos. Se respeta la Constitución y lo establecido en el artículo 28. Es consecuente con el principio constitucional de exclusividad y rectoría del Estado sobre las áreas estratégicas de planeación y control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica.

Tres. La demanda del servicio eléctrico se seguirá cubriendo mediante un mecanismo de despacho con un orden de mérito diferente, pasa de un modelo de despacho económico a uno con compromiso de entrega física, para asegurar la confiabilidad y seguridad de la electricidad.

Cuatro. Se establecerá piso parejo para todos los participantes del sector eléctrico. Ahora se pagará lo justo, se deberán contemplar los costos totales que se requieren para generar energía eléctrica, es decir, infraestructura, transmisión, fluctuaciones cambiarias y el respaldo que se requiere para la generación. Dichos costos actualmente eran asumidos por la CFE.

Cinco. No se cancelan ni se eliminan las subastas eléctricas. La iniciativa sólo elimina la obligación que tiene la CFE para comprar únicamente la energía eléctrica a través de subastas, permitiendo ahora comprar electricidad mediante los esquemas que le resulten más convenientes y sean más baratos.

Seis. No se va a generar un monopolio de la CFE, ya que de conformidad con el artículo 28 constitucional se establece que no se consideran como monopolio las áreas estratégicas las que el Estado ejerce sobre la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica.

Siete. No se revocarán los permisos otorgados a partir de la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica; lo que se propone es la revisión de dichos permisos que se presumen son un autoabastecimiento simulado, en donde aproximadamente 108 Centrales Eléctricas con 71,780 clientes, se benefician injustamente con subsidios de la CFE en el costo del porteo de transmisión y distribución, eso es parte del fraude a la Ley y deben ser revocados.

Ocho. Los contratos y permisos vigentes se mantendrán y serán revisados para verificar que cumplan con la ley; esto se hará con base en lo establecido en la ley de procedimiento administrativo, donde se garanticen el trato igualitario tanto de la autoridad como de los particulares.

Nueve. Jamás se atentará contra lo establecido en el T-MEC los compromisos comerciales adquiridos para la protección de inversiones. Por lo tanto, esta propuesta no implica una política contra la inversión privada, ya que las centrales generadoras privadas siguen participando en el Mercado Eléctrico Mayorista.

Diez. El Gobierno Federal continúa comprometido con la transición energética y el fomento de las energías limpias, por lo que no existe un favorecimiento para la generación de electricidad más contaminante. Se seguirán cumpliendo con todas las políticas necesarias para promover el uso de energías limpias para dar cumplimiento a las metas y tratados con los cuales México tiene compromisos en materia de Cambio Climático y Medio Ambiente.

Compartir