Otra vez la burra (opaca) al trigo… Lamentables siguen resultando las declaraciones del presidente López Obrador en contra de los organismos autónomos y su función

Por Alfonso García Sevilla

“Un gobierno eficaz, transparente, responsable y confiable, que actúe bajo el predominio de la ley, es la base de un desarrollo sostenible, no el resultado de éste”: Kofi Annan

Lamentables siguen resultando las declaraciones del presidente López Obrador en contra de los organismos autónomos y su función, específicamente hacia el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) de este último expresó el Mandatario que “no son imprescindibles, porque ya existen el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial. Todos estos aparatos se fueron creando para la simulación, cuestan mucho y se mantienen con el presupuesto público”, sentenció en la Mañanera.

La 4T no termina de arrancar, no se ven cambios de fondo en el rediseño de las instituciones encaminadas a mejorar la vida de los ciudadanos, mucho menos de políticas públicas de alto impacto para combatir los grandes males del país: Seguridad, educación, salud, generación de empleo, etcétera.

¿Han cambiado en algo los Poderes del Estado para decir que es innecesario el INAI? En reiteradas ocasiones lo ha tachado de organismo “Fifi”, sin medir siquiera los avances tenidos desde su fundación hace ya 15 años, ha sido un instrumento muy útil, que ha permitido disminuir los índices de opacidad en las instituciones públicas, que son germen para que florezca la impunidad y la corrupción.

Hay que reconocer que los resultados de dicho organismo per se no generan nada, el grave problema es la ausencia de interés de vincularlos obligatoriamente para que sus resultados incidan directamente en el combate a la opacidad, la corrupción y a la impunidad. De nada nos sirve que sus resoluciones no sean tomadas como indicios de que la opacidad trae consigo una prueba de probable corrupción y no se vinculen directamente con los encargados de investigar estos, difícilmente podremos avanzar en combatirla. Es la vinculación y la voluntad lo que hará que los organismos autónomos funcionen para lo que fueron creados y no como blanco de ataques de un presidente desorientado y poco comprometido con el combate a la corrupción y a la impunidad, como lo ha demostrado ser AMLO.  

Politólogo, Profesor universitario y miembro del Claustro Académico del Itei

Compartir