Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos pide investigar desaparición del periodista saudita, Jamal Khashoggi, ocurrida tras su entrada en el Consulado de su país en Turquía

Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos está preocupado por la desaparición el pasado 2 de octubre del periodista saudita, ocurrida tras su entrada en el Consulado de su país en Turquía. Los relatores han solicitado la plena cooperación de las autoridades turcas y sauditas.

Tras la entrada de Jamal Khashoggi en las dependencias del Consulado de Arabia Saudita en Estambul, y no ser visto desde entonces, tres* expertos en derechos humanos han solicitado que se lleve a cabo lo antes posible “una investigación independiente e internacional” para conocer su paradero.

Los expertos pidieron la plena cooperación de las autoridades turcas y sauditas para resolver este caso.

“Estamos profundamente preocupados por la desaparición del Sr. Khashoggi y por las alegaciones de un asesinato auspiciado por el Estado”, dijo el presidente-relator del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, Bernard Duhaime.

Los expertos destacaron su inquietud ante la posibilidad de que la desaparición del periodista pudiera estar ligada con sus opiniones críticas sobre el Gobierno de Arabia Saudita.

Durante su encuentro diario con la prensa, el portavoz del Secretario General, Stephan Dujarric, se sumó a la solicitud del comunicado de la Oficina del Alto Comisonado de la ONU para los Derechos Humanos.

Previamente, la portavoz de la Oficina, Ravina Shamdasani, calificó la ausencia de Khashoggi como “una supuesta desaparición forzada”, y añadió que de confirmarse los informes sobre su muerte “y las circunstancias extraordinarias que la rodean, sería (una situación) realmente estremecedora.”

Sin embargo, ante la falta de información relacionada con la desaparición, Shamdasani, manifestó que su oficina esperaría antes de emitir nuevas declaraciones.

Según informaciones de prensa, Khashoggi se dirigió la semana pasada al consulado de Arabia Saudita en Estambul para obtener un documento que acreditara su divorcio y le permitiera volver a casarse con su prometida turca.

La pareja del periodista le acompañó hasta la puerta del edificio y asegura no haberlo visto desde entonces.

Compartir