El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados pidió a Jordania que abra su frontera con el sudoeste de Siria para ayudar a proteger a los desplazados

“Miles de vidas inocentes se perderán, una vez más, si no se toman medidas urgentes”, advirtió el jefe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). La escalada de la violencia en el sur de Siria ha desplazado a decenas de miles de personas.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados pidió a Jordania que abra su frontera con el sudoeste de Siria para ayudar a proteger a los ciudadanos que huyen de los ataques aéreos y bombardeos.

“Más de 320 mil personas están ahora desplazadas y la mayoría vive en condiciones extremas e inseguras, entre ellas, unas 60 mil personas acampadas en el cruce fronterizo Nasib-Jaber con Jordania”, dijo Filippo Grandi en un comunicado este jueves.

Se estima que unos 750 mil civiles que están atrapados en el fuego cruzado en medio de ataques aéreos y bombardeos. Aunque las comunidades locales en Siria han abierto sus puertas para recibir a muchos de los desplazados, la mayoría se ven obligadas a vivir en espacios abiertos o en refugios improvisados ​​que ofrecen poca seguridad y protección contra los elementos.

“Hay un gran número de mujeres y niños entre los desplazados, así como ancianos, heridos y enfermos y estoy especialmente preocupado por ellos”, dijo Grandi, y agregó que entre los desplazados hay trabajadores humanitarios locales que han “servido desinteresadamente a los civiles durante todo el conflicto”.

El Alto Comisionado resaltó la prioridad inmediata de encontrar una solución política al conflicto para evitar más sufrimiento a los civiles. Los combates entre las fuerzas del Gobierno sirio y la milicia de la oposición se han intensificado en las últimas semanas en la gobernación de Dara, cerca de la frontera jordana, y en la zona fronteriza de los Altos del Golán con Israel.

Grandi aseguró que mientras la ONU y sus socios hacen lo que pueden para proporcionar ayuda vital a la población del sudoeste de Siria, tanto desde dentro del país como a través de la frontera jordana, la situación de seguridad está obstaculizando los esfuerzos para llegar a muchas personas en necesidad extrema.

“Exhorto a todas las partes a redoblar los esfuerzos para poner fin a las hostilidades, permitir que los agentes humanitarios brinden asistencia vital, refugiarse y evacuar a los heridos”, dijo, explicando que la protección civil, la seguridad y la protección de los trabajadores humanitarios es de “máxima importancia”.

El Alto Comisionado elogió a Jordania por brindar generosamente protección a cientos de miles de refugiados sirios desde el comienzo de la crisis y por proporcionar y facilitar asistencia a quienes lo necesitan dentro de Siria, pero abogó para que el país conceda refugio temporal a las personas que se encuentra en peligro inminente. “Miles de vidas inocentes se perderán, una vez más, si no se toman medidas urgentes”, dijo.

El Secretario General aboga por los desplazados

En una declaración emitida por su portavoz, el Secretario General António Guterres dijo que está “gravemente preocupado por la reanudación de la ofensiva militar en el suroeste de Siria y su continuo impacto devastador en los civiles”.

“El Secretario General respalda plenamente la declaración de hoy del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi”, dijo Stéphane Dujarric, y agregó que era necesaria una “suspensión inmediata” de las hostilidades y la reanudación de las negociaciones.

Guterres instó a todas las partes a tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar la vida de los civiles, permitir la libertad de movimiento y proteger la infraestructura civil, incluidas las instalaciones médicas y educativas, en todo momento, de conformidad con el derecho internacional humanitario.

“El Secretario General reitera además su pedido de que se permita a las Naciones Unidas realizar entregas humanitarias transfronterizas para reanudar sin más demoras la ayuda de las personas necesitadas dentro de Siria”, concluyó.

Compartir