Llega a Beirut un avión de la OMS cargado de suministros médicos y la ONU desembolsa fondos de emergencia para atender víctimas de la explosión del 4 de agosto

Las operaciones de asistencia a Líbano se intensifican con la entrega de recursos en efectivo y 20 toneladas de material y pertrechos médicos para atender a los heridos por la explosión masiva que sacudió a Beirut el martes pasado.

El avión fletado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con 20 toneladas de equipo y suministros médicos llegó a la capital de Líbano para apoyar al personal sanitario que atiende a los pacientes heridos por la explosión del 4 de agosto, que lesionó a más de 4 mil personas y causó la muerte de al menos un centenar de residentes.

Los pertrechos alcanzarían para unas mil curaciones de traumatología y mil cirugías de personas heridas o quemadas en el estallido masivo.

“Estamos trabajando con las autoridades sanitarias, los socios del sector y los hospitales que atienden a los lesionados con el propósito de identificar las necesidades adicionales y darles apoyo inmediato”, explicó el representante en Líbano de la OMS, Iman Shankiti.

La explosión dejó fuera de servicio tres hospitales y causó daños parciales a dos más, reduciendo drásticamente la capacidad de tratar a los pacientes en la capital. Muchos heridos están siendo transferidos a nosocomios en otros puntos de Líbano, a veces tan lejanos como Saida, en el sur, o Trípoli, en el norte. Aun así, numerosas instalaciones se encuentran rebasadas.

La OMS distribuye los insumos recién llegados en los principales hospitales del país.

No descuidar la respuesta al COVID-19

La agencia destacó que la emergencia provocada por la catastrófica explosión ocurre en un contexto de agitación civil, crisis económica y una gran presencia de refugiados, además de la pandemia del coronavirus.

En este contexto, recalcó que no se debe descuidar la respuesta al COVID-19, lo que implica dar asistencia a la población más vulnerable.

La coordinadora humanitaria de las Naciones Unidas en Líbano, Najat Rodchi, dijo que el país requiere del apoyo internacional para superar el impacto devastador de esta crisis.

“Estoy conmovida por la solidaridad de los pueblos y por los actos de bondad de los ciudadanos que han tomado la iniciativa para respaldar a otras personas con gran necesidad”, señaló.

Recursos de emergencia

Rodchi informó que autorizará el desembolso de nueve millones de dólares del Fondo Humanitario Libanés y que el coordinador de Ayuda Humanitaria de la ONU, Mark Lowcock, proveerá recursos adicionales del Fondo Central de Respuesta a las Emergencias (CERF) para fortalecer la capacidad de los hospitales y permitir que puedan ampliar o establecer las Unidades de Cuidados Intensivos, además de adquirir ventiladores y medicamentos, entre otros insumos.

La coordinadora llamó a una reunión con ONG y los organismos de Naciones Unidas para evaluar la asistencia humanitaria que están proveyendo y el camino a seguir.

Agregó que las agencias de la ONU en Líbano, en conjunto con sus socios en el terreno se movilizaron con celeridad para brindar auxilio inmediato a la población libanesa y respaldar con esto la tarea de respuesta del gobierno a la tragedia.

“Estamos juntos en esto y estamos comprometidos a apoyar a Líbano en este momento tan difícil”, recalcó Rodchi.

Compartir