Tras nombrar a un general en retiro, la ONU cuestionó al gobierno de AMLO el carácter militar de la Guardia Nacional y pidió garantizar en leyes secundarias el mando civil

El Comité de Naciones Unidas contra la Tortura (CAT) cuestionó al gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, el carácter militar de la Guardia Nacional tras nombrar en el mando a un general en retiro por lo que demandaron garantizar la mando civil en la constitución de la leyes secundarias.

Tras el nombramiento del general en proceso de retiro, Luis Rodríguez Bucio, para comandar la Guardia Nacional, el Comité de Naciones Unidas contra la Tortura (CAT) ha cuestionado a México por el carácter militar que le dan a dicho cuerpo de seguridad.

Por lo anterior, el CAT advirtió de su preocupación por nombramiento de un militar en proceso de retiro como jefe operativo de la Guardia Nacional, que ha entrado paulatinamente en operaciones para combatir el violencia en el país.

El Comité contra la Tortura hizo un llamado a “velar por que se investigue de manera pronta e imparcial todas las denuncias relativas al uso excesivo de la fuerza, especialmente la fuerza letal, por parte de los miembros de las fuerzas de seguridad y el personal militar, asegurarse de que se enjuicie a los presuntos autores, y que, de ser declarados culpables, se les impongan penas acordes con la gravedad de sus actos y se repare plenamente a las víctimas o sus familiares”.

Aunado a lo anterior, demandó del gobierno lópezobradorista garantizar el mando civil de la Guardia Nacional y que las tareas de mantenimiento del orden público estén a cargo de autoridades civiles y no militares.

“Se deberá garantizar el mando civil de la Guardia Nacional, a fin de preservar su independencia”, indicó el organismo de la Organización de  las Naciones Unidas el presentar en Ginebra, Suiza, un informe sobre la tortura en México.

Lo recomendado por el CAT

1.- Adoptar la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza prevista en el artículo 73 XXIII de la Constitución, conforme al contenido de los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley.

2.- Adoptar las medidas necesarias para garantizar la correcta identificación de los miembros de las fuerzas de seguridad en todo momento durante el ejercicio de sus funciones.

3.- Hacer públicas las cifras de personas muertas, heridas y detenidas durante los operativos de seguridad.

4.- Eliminar la figura penal del arraigo de su ordenamiento jurídico.

5.- Eliminar la sobreocupación en todos centros de detención, en particular los estatales y municipales.

6.- Que en la práctica la prisión preventiva no se aplique o prolongue en exceso.

Compartir