La pandemia de COVID-19 aún no tiene fin a la vista, declara el Comité Internacional de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

El coronavirus se mantiene como una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional, decidió por unanimidad el grupo de expertos de todo el mundo. El nivel de alarma más alto de la agencia de salud de la ONU fue declarado el pasado 30 de enero, cuando había 100 casos en total y cero muertes fuera de China.

El comité de emergencias convocado por el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dejó en claro que aún no se vislumbra el fin de la crisis de salud pública que hasta ahora ha infectado a más de 17 millones de personas y matado a 650 mil.

El grupo de expertos internacionales, designados como parte del Reglamento Sanitario Internacional, expresó agradecimiento a la OMS y sus socios por los esfuerzos de respuesta en un comunicado publicado tras su cuarta reunión desde la aparición del brote de COVID-19

Hay que mantener los esfuerzos

El comité destacó la «prolongada duración prevista» de la pandemia, señalando «la importancia de mantener los esfuerzos de respuesta comunitaria, nacional, regional y global».

Después de una discusión completa y una revisión de la evidencia, el Comité «acordó por unanimidad» que el brote todavía constituye una Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional. El director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, aceptó la recomendación del comité del Comité.

Tedros declaró la emergencia, el nivel de alarma más alto de la OMS, el pasado 30 de enero cuando había 100 casos en total y cero muertes fuera de China.

Una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional es, según la definición de la OMS, «un evento extraordinario que se determina que constituye un riesgo para la salud pública de otros Estados a través de la propagación internacional de la enfermedad y que potencialmente requiere una respuesta internacional coordinada».

Sólo se han declarado cinco emergencias de este tipo en la década pasada: el virus del H1N1 que causó una pandemia en 2009; la epidemia de casos de polio en 2014 que después de haber estado casi erradicada se consideró como un evento inesperado; la crisis del ébola en el oeste de África en 2014; la epidemia del virus del Zika en 2016; y el brote de ébola en la República Democrática del Congo que comenzó en 2018 y fue declarado emergencia en 2019.

«Una crisis de salud única en un siglo»

«Esta pandemia es una crisis de salud que ocurre una vez en un siglo, cuyos efectos se sentirán en las próximas décadas», dijo Tedros al Comité el viernes.

«Muchos países que creían que habían pasado lo peor ahora están lidiando con nuevos brotes. Algunos que se vieron menos afectados en las primeras semanas ahora están viendo un número creciente de casos y muertes. Y algunos que tuvieron brotes grandes los han controlado».

Recomendaciones

El Comité formuló una serie de recomendaciones tanto para la OMS como para los Estados Miembros.

Aconsejó a la agencia que continúe movilizando organizaciones y socios multilaterales regionales y globales para la preparación y respuesta de COVID-19 y que apoye a los Estados Miembros en el mantenimiento de los servicios de salud, al tiempo que acelera la investigación y el acceso eventual a diagnósticos, terapias y vacunas.

Asimismo, pidió a los países que apoyaran estos esfuerzos de investigación, incluso a través de financiación, y que se unieran a los esfuerzos para permitir la asignación equitativa de diagnósticos, terapias y vacunas mediante la participación en el Acelerador de acceso a herramientas COVID-19 (ACT), una colaboración global sin precedentes entre países, filántropos y negocios.

El comité también recomendó a los países que fortalezcan las políticas de salud pública para identificar casos y mejorar el rastreo rápido de contactos, «incluso en entornos de bajos recursos, vulnerables o de alto riesgo, y que mantengan servicios de salud esenciales con fondos, suministros y recursos humanos suficientes. «

El grupo de expertos volverá a reunirse en tres meses aproximadamente, para reevaluar la situación.

El Comité de Emergencias está compuesto por expertos de todo el mundo que operan bajo el Reglamento Sanitario Internacional, desarrolladas después del brote de Síndrome Agudo Respiratorio Severo SARS en 2002.

El Reglamento Sanitario Internacional representa un acuerdo legal internacional vinculante que involucra a 196 países de todo el mundo, incluidos todos los Estados Miembros de la OMS.

Compartir