Tras 35 años de carrera judicial, el magistrado Manuel Higinio Ramiro Ramos se despide del Supremo Tribunal de Justicia. ¡Misión cumplida! Se despide entre ovaciones

Fiel a su estilo franco y de frente, el magistrado Manuel Higinio Ramiro Ramos se retiró del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) tras 35 años de carrera judicial. “Hemos tenido descensos pero todos han sido respetuosos”, manifestó el magistrado al honrar a personalidades como Juan Roberto Larios Valencia.

A 35 años de haber ingresado a ejercer en el Poder Judicial de Jalisco, el magistrado Manuel Higinio Ramiro Ramos pudo exclamar: ¡Misión cumplida! Al anunciar su retiro en medio de un homenaje hecho por sus pares en el pleno del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco (STJ).

Fue la magistrada Lucia Padilla Hernández, quien expresó palabras de agradecimiento al magistrado que están en proceso de retiro: “Sensato, prudente, afable, cordial y nunca lo he visto perder la paciencia”, manifestó la magistrada Lucía al momento de señalar que el magistrado Manuel Higinio Ramiro Ramos es poseedor de una enorme conocimiento cultural.

En su turno el magistrado homenajeado agradeció a los presentes por el reconocimiento al indicar que la silla de la magistratura quedará desocupada y vendrá otra persona a impartir justicia.

Posteriormente, honró a sus mentores, a quienes le debe parte de su carrera judicial: “Siempre tuve a mi lado maestros que me ayudarían a forjar esta profesión” y mencionó en primer lugar a Roberto Larios Valencia, quien lo llevó al camino del Derecho Penal.  Posteriormente reconoció a los magistrados en retiro Alfredo González Becerra y Raúl Acosta Cordero, quienes lo acercaron a la sabiduría. Lo mismo dijo de Verónica Martínez Espinoza y de Fernando Flores Gómez

“Gente que me fueron moldeando poco a poco”, puntualizó el impartidor de justicia.

Ramiro Ramos hizo una pausa para reconocer a su equipo de trabajo: “Mi carrera no se hubiera logrado sin los equipos de relatores y mecanógrafas”.

En este renglón recordó al magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa, Armando García Estrada, de quien dijo es su amigo y con quien compartió sus relatorías.

Al declarar que en el seno del Supremo Tribunal de Justicia “hemos tenido disensos pero todos han sido respetuosos. En el ámbito profesional jamás en el ámbito personal”.

Se pronunció por tener un lugar en el futuro del Poder Judicial en el que cualquier jalisciense diga: “porque hay jueces en Jalisco y porque esos jueces garanticen el derecho correspondiente a dar a cada quien lo suyo”.

Compartir