México pide ante el Consejo de Seguridad de la ONU crear un «comité para el diálogo y la paz en Ucrania»

El canciller de México, Marcelo Ebrard, presentó ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la propuesta de su país para crear un «comité para el diálogo y la paz en Ucrania», que permita desescalar el conflicto.

Ebrard explicó que el objetivo es «generar nuevos mecanismos para el diálogo y crear espacios complementarios para la mediación, que fomenten la confianza, reduzcan las tensiones y abran el camino hacia una paz duradera».

El plan del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador es que ese comité fortalezca las gestiones del secretario general de la ONU, António Guterres, y pueda contar con la participación de Jefes de Estado y de Gobierno, así como con la presencia del papa Francisco.

El canciller mexicano adelantó que su país seguirá con las consultas necesarias sobre el tema, «con el único propósito de poder contribuir como un actor imparcial y de buena fe».

«Es tiempo de actuar, comprometerse con la paz. Resignarse a la guerra es siempre ir al precipicio», zanjó.

Polémica por la propuesta

El planteamiento del Gobierno mexicano no es una sorpresa. A principios de esta semana, López Obrador informó que Ebrard formalizaría la presentación del plan ante la ONU, en medio de una fuerte polémica sobre su propuesta de pacificación.

Poco después de que iniciara el conflicto en Ucrania, la postura de México ha sido llamar al diálogo entre las partes y lograr un acuerdo multinacional para pactar una tregua de al menos cinco años. No obstante, en las últimas semanas, el mandatario denunció que se había tergiversado su propuesta.

«Lo que hicieron fue distorsionar el sentido de la propuesta, que es buscar la paz, y me pusieron del lado de Rusia», se quejó el Mandatario mexicano, tras acusar a grupos «sectarios» de estar detrás de esos dardos.

«Inventan o les dan mal la información de las agencias y reproducen cosas que no son ciertas. Porque no crean que los que se ocupan del espionaje son infalibles. Muchas veces no es inteligencia, es espionaje y malo. Entonces inventan. Y esto les ha pasado a los espías o las agencias de las grandes potencias», argumentó.

(RT)

Compartir