Enrique Graue, rector de la UNAM dirigió unas palabras a las y los universitarios y destacó que en medio de la pandemia de COVID-19, México debe estar seguro que cuenta con la UNAM

“En estos momentos todavía aciagos, México debe saber y estar seguro de que cuenta con su Universidad”, aseguró hoy el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, al dar inicio a la sesión ordinaria del Consejo Universitario, que por primera vez en la historia se lleva a cabo de manera remota.

Señaló que las y los universitarios son el reflejo del lema de la Universidad Nacional, un ejemplo para la nación y muestra tangible de que México tiene un futuro cierto y prometedor.

El rector de la UNAM dirigió un mensaje a la comunidad universitaria y posteriormente solicitó un minuto de silencio en memoria de académicos, estudiantes y trabajadores fallecidos a consecuencia de la COVID 19.

“Hace 137 días que ante la contingencia sanitaria suspendimos nuestras actividades presenciales y nos adecuamos al trabajo a distancia. Para todas y todos, éste ha sido un largo periodo de dolor e incertidumbre que ha puesto a prueba el valor universitario para enfrentar los retos del aislamiento y de la privación de nuestra vida económica, social y emocional”, señaló.

Confío en que pronto regresen a las sesiones presenciales del Consejo General Universitario y de sus comisiones.

“Cuando nos distanciamos decíamos que la Universidad de la nación no se detiene, y no se detuvo y no se detendrá. Por eso estamos aquí: para dar cauce a las resoluciones que este pleno tomará y que por motivos de la pandemia, han quedado pendientes y que son necesarias tomar”, dijo.

Al reconocer al alumnado, maestros, persona administrativo, investigadores que “por centenas de miles se ha sabido adaptar al reto de concluir sus ciclos escolares a distancia, en modalidades a las que no estaba acostumbrado y superando las dificultades inherentes a ello”.

Aunque se lamentó sobre que “no contaremos con la presencia de más de cinco decenas de miembros de la comunidad universitaria que perdieron la vida, víctimas de esta despiadada epidemia”.

Al pedir un minuto de silencio por las víctimas del COVID-19, Enrique Graue remató: “Es por su ausencia que tenemos que seguir adelante y resurgir con mayor fuerza y determinación”.

Compartir