Al inaugurar la obra de la Abundancia, se Sergio Garval, Enrique Alfaro destacó que su administración ha resistido a las críticas pero dejo claro que el arte público llegó para quedarse

Desafiando las críticas, el acalde de la capital de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, inauguró La Abundancia, una de las esculturas de Las Tres Gracias. A lado del artista Sergio Garval manifestó categórico que el arte público llegó a Guadalajara para quedarse pese a las voces disidentes que advertían sobre el descuido de la obra pública. Destacó que alrededor de la zona conde se levantan las esculturas se han invertido más de 500 millones de pesos.

Como parte del programa de Arte Público de la ciudad y de las esculturas de bienvenida a Guadalajara, se inauguró la obra Abundancia en el camellón central de la avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la calle Fuelle, como parte del primer elemento del conjunto escultórico Las Tres Gracias del artista Sergio Garval.

Las Tres Gracias es un conjunto de obras formado por tres piezas monumentales con la técnica de bronce a la cera perdida, que oscilan entre los 7.5 a 9 metros de altura y tendrán un peso aproximado de 12 toneladas, se explicó en el evento de inauguración, donde el Presidente Municipal, Enrique Alfaro, señaló cuando se ve una obra de esta magnitud, “lo único que uno puede sentir es un profundo orgullo de dejarle esto a su ciudad, de irle abonando paso a paso, de que Guadalajara vuelva a ser la ciudad de las Rosas ”.

Enrique Alfaro ha respondido a las críticas que van desde la obra de Sincretismo en la Avenida Federalismo, la que ha sido tachada de hereje. Ahora a las Tres Gracias le han llamado el apocalipsis, para lo que el presidente con sonrisa en el rostro ha respondido con un “me encanta, me encanta la idea, qué bueno que siga haciendo este debate, esta es Guadalajara una ciudad global en la que hay debate sobre arte público y que padre que ahora digan que es el apocalipsis”.

Fue entonces que Alfaro recordó que antes de protestar como presidente municipal de Guadalajara, la segunda ciudad más importante de México, se reunió con Sergio Garval para idear un programa y lograr que en Guadalajara se volviera a debatir sobre arte público.

“Platique con Sergio esta idea y juntos comentamos como se podía ir construyendo esta agenda y como podíamos lograr que en el debate público el arte volviera a estar en el centro de atención, es decir cómo lográramos que Guadalajara una vez más brillara y se presentara ante el país y ante el mundo por su oferta cultural y por su patrimonio arquitectónico”, dijo.

La Abundancia

Enrique Alfaro reflexionó y manifestó que sabía a lo que se iba a enfrentar al usar al arte como una herramienta de transformación social y como una ruta para reconstruir la identidad de la ciudad.

“Sabía perfectamente que cuando echáramos para adelante este proyecto iba a venir un debate muy amplio sobre las prioridades de la ciudad, entonces sabíamos que para poder hacerlo habría que lograr, demostrar con hechos y trabajo que Guadalajara tenía una agenda para atender todos los problemas y los retos que enfrentamos como metrópoli”.

Destacó que desde el inicio de la administración el arte público era un componente de la agenda municipal, pese a las críticas y manifestaciones.

“Hemos resistido todo lo que se ha dicho sobre este programa, hemos caminado sin voltear a los lados, entendemos cómo son este tipo de procesos”, señaló.

Además indicó que su gobierno no ha descuidado las prioridades de la ciudad en cuanto a la obra pública se refiere y recordó en qué condiciones estaba la Avenida Lázaro Cárdenas e informó que tan solo en los cruceros se han invertido 3.5 millones de pesos, en la Zona Industrial donde 400 millones de pesos, mitad sector privado, en el Parque El Dean se han invertido 100 millones de pesos y se van a ejecutar otros 40 millones

“Y así le puedo seguir para quienes piensan que el gobierno está gastando el dinero en arte público dejando otros temas pendientes”, subrayó.

Para rematar, Alfaro Ramírez destacó: “Más allá de la discusión simplona que en algunos se quiere dar, de esto cuesta mucho, cuesta poco, si me gusta o no, lo que a mí me llena de orgullo es que hoy en Guadalajara de lo que se está hablando es de arte público, se debate sobre el arte. En Guadalajara ese debate llegó para quedarse”.

Compartir