Según las autoridades españolas, Emilio Lozoya Austin era escoltado por la mafia rusa y sospechan que estaba lavando dinero para ellos.  Ya está arrestado en espera de extradición

Tras su detención en Málaga, España, las autoridades de ese país tienen sospechas que Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), estaba lavando dinero para la mafia rusa, dado que fue capturado en compañía de su guardia pretoriana, un séquito de “personal de seguridad”, que lo estaba escoltando.

El diario español El País así lo ha publicado: “Pese a esas pistas, los agentes españoles fijaron la diana en La Zagaleta, una urbanización de lujo cercana a Marbella. Estaban seguros de que Lozoya, uno de los hombres de confianza del presidente Enrique Peña Nieto durante su mandato, se ocultaba en una de sus villas. Pero apenas salía. Por lo que decidieron retrasar el arresto hasta este miércoles, cuando lo cazaron al aprovechar que abandonó el complejo residencial en un vehículo que había acudido a recogerlo. Según fuentes policiales, no opuso resistencia durante su detención.

“Los agentes sospechan, además, que detrás de Lozoya iba su guardia pretoriana, un séquito de «personal de seguridad ruso» que le ha dado cobertura durante su estancia en España. Los investigadores creen incluso que Lozoya —un avezado economista de 45 años, con estudios en Harvard— podía estar blanqueando dinero para alguna organización mafiosa procedente de ese país, según fuentes próximas a la investigación”.

Como es sabido el ex funcionario de Enrique Peña Nieto al momento de su detención en La Zagaleta portaba una licencia de conducir falsa a nombre de Jonathan Solís.

Compartir