Ante las audiencias de Desapariciones Forzadas y la Identificación Forense, Jan Jarab advirtió que “los servicios forenses en México están rebasados”

La representación en México de la Alta Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, ha advertido que han constatado que “los servicios forenses en México están rebasados”, pese a esfuerzos por fortalecerlos desde distintos ámbitos.

Lo anterior fue denunciado por Jarab mediante una carta dirigida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Dicha misiva fue dada a conocer por la presidente de la CIDH, Esmeralda Arosamena en los trabajos de la audiencia “Desapariciones forzadas y la propuesta del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense”, que se llevó a cabo en el marco del 172 periodo de sesiones en Kingston, Jamaica.

La misiva fue enviada el pasado 7 de mayo en la que pese a las denuncias del incremento de las desapariciones, ha reconocido “la apertura y voluntad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para atender la situación de las desapariciones”.

Dijo reconocer del lopezobradorismo el aportar los recursos que sean necesarios para la búsqueda de los desaparecidos, así como en la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda y el diálogo sostenido con las familias de las víctimas.

Pero, destacó un punto crítico del flagelo de las desapariciones, al indicar que los esfuerzos del gobierno de López Obrador se enfrentan con la falta de capacidades existentes en diversos ámbitos, en especial en relación con los servicios forenses del país.

“La ONU-DH ha constatado que los servicios forenses en México están rebasados al menos en tres sentidos: por el volumen del trabajo que enfrentan, por las condiciones materiales para la realización de las tareas y por las capacidades técnicas que se necesitan”.

Por lo anterior denunció “los miles de cuerpos y decenas de miles de fragmentos óseos sin identificar y sin que se puedan realizar las acciones mínimas indispensables para su identificación”.

El representante de Michelle Bachelet en México advirtió que en los últimos años se han hecho esfuerzos por fortalecer los servicios forenses, acompañados por la ONU-DH y agencias internacionales, en ocasiones con la participación de familiares de víctimas, en el plano legislativo, a través de capacitaciones y la elaboración de protocolos aplicables en estados y federación, pero “resulta evidente que estos esfuerzos no han tenido los resultados esperados”.

El comisionado recordó el informe sobre México del Comité contra las Desapariciones Forzadas que calificó como “emergencia forense la grave situación por la que atraviesa el país en esa materia, recomendando la creación de un mecanismo internacional de asistencia técnica forense”.

Jan Jarab dijo que el mecanismo forense requiere de “participación internacional para apoyar directamente sus funciones, por medio de la cooperación de países y organismos con experiencia, que podría incluir, aportar personal especializado para la realización de tareas forenses, brindar soporte tecnológico, analizar restos o muestras en otros países o capacitación técnica”.

Compartir