Tras advertir que los Golden Boy de Tlajomulco se supieron vender, Carlos Lomelí advirtió que Enrique Alfaro tendrá que rendir cuentas por el endeudamiento público

“Se supieron vender los Golden Boy de Tlajomulco, qué peligroso, no queremos que Guadalajara sea Tlajomulco, no queremos que Zapopan sea Tlajomulco, ni Tlaquepaque, ni Tonalá”, advirtió Carlos Lomelí en su carrera por ser el abanderado a la presidencia municipal de Guadalajara por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)

En rueda de prensa el ex candidato en dos ocasiones a la gubernatura de Jalisco, indicó que tienen planeado al regulación del comercio informar, al tiempo que criticó las 50 mil entregas de apoyo de 800 pesos en medio de la pandemia de COVID-19 porque “no resuelven nada, mejor vamos a impulsar a que se instalen, regularicen y les, vamos a dar facilidades, vamos a crear los empleos”.

Fue categórico al indicar que el gobierno de Enrique Alfaro sólo dio “dádivas”.

Lomelí Bolaños se refirió a la deuda pública que hasta el momento ha dejado el gobernador Enrique Alfaro: “

“Los 16 mil millones que nos ha dejado de deuda el gobernador, pero ya falta menos para que nos rinda cuenta a los ciudadanos, a los jaliscienses, estoy seguro que en el proceso que se avecina vamos a arrasar y vamos a tener mayoría no solamente en el Congreso, él lo sabe, él está tomando sus precauciones pero vamos a hacer que le rinda cuentas al pueblo de Jalisco”, advirtió.

En cuanto al piso parejo para los aspirantes que se han inscritos para la elección por medio de la encuesta, Carlos Lomelí negó que esté presionando por su candidatura.

“El tema del quítate tú porque ahí voy yo no es un tema, Jalisco está sufriendo, Jalisco tiene problemas serios, Guadalajara tiene problemas serios”.

Y abundó: “Están ausentes las autoridades en el caso de Guadalajara; en el caso de Jalisco, se supieron vender los Golden boy de Tlajomulco, qué peligroso, no queremos que Guadalajara sea Tlajomulco, no queremos que Zapopan sea Tlajomulco, ni Tlaquepaque, ni Tonalá.

“Se supieron vender, Tlajomulco tiene la fosa más grande encontrada en todo el país con 171 cadáveres, tiene el récord del mayor número de laboratorios destruidos de metanfetaminas, es el único municipio junto con Zapotlanejo que tenían huachicol”.

Asimismo, el empresario farmacéutico se lamentó por el arribo de Enrique Alfaro al gobierno de Guadalajara y de Jalisco: “Se viene a Guadalajara Enrique Alfaro, primer lugar en asalto a domicilios, primer lugar en robo a automóviles, primer lugar en robo de autopartes, primer lugar en asalto a transeúntes.

“Lo llevamos al gobierno, lamentablemente nos asesinan a un ex gobernador, a un empresario, se desborda la violencia, no queremos más Tlajomulcos en la Zona Metropolitana”.

Carlos Lomelí remató: “Juntos vamos a eliminar el nananana de Jalisco”.

TAPATÍOS ENFRENTAN UNA CIUDAD DEVASTADA

El doctor Carlos Lomelí entregó un escrito dirigido al presidente municipal Ismael del Toro, en el que recoge el sentir de los tapatíos y que ven a un gobierno ausente a sus demandas.

Por tal motivo, exige se generen acciones inmediatas, efectivas y concretas para promover y garantizar la reactivación económica de esta ciudad.

Ante las promesas del actual Primer Edil de tener una Guadalajara tranquila, líder y con buen gobierno, el Dr. Carlos Lomelí señaló hasta hoy sólo se tiene una ciudad devastada, ya que la percepción de inseguridad de los tapatíos es alta y lo más lamentable es que no sólo es percepción, porque basta revisar las cifras en los delitos de alto impacto para la ciudadanía, que son los que más la laceran y afectan en su desarrollo económico y emocional.

Guadalajara ha perdido espacios en todos los indicadores nacionales, y en lugar de ser la ciudad más importante para el turismo de negocios o de empresas de tecnología e innovación, o consolidar los corredores comerciales como prometió el alcalde Ismael del Toro, con relación al mismo periodo de hace un año, se han perdido más de 300 registros patronales y más de seis mil empleos en los últimos tres meses de acuerdo a los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social, refirió.

A estos números -agregó-, deben sumarse los miles de empleos perdidos, desde la informalidad, y son seres humanos que pertenecen a familias que hoy luchan por sobrevivir ante un gobierno insensible y ausente.

Pidió congruencia al alcalde Ismael del Toro y consolidar con hechos lo que prometió con palabras.

“Basta de acciones paliativas que sólo vuelven más profundo el problema. Los programas en apoyo al desarrollo económico y el emprendimiento que ha abanderado, son un rotundo fracaso, carecen de un adecuado diseño, una total falta de seguimiento y, sobre todo, no permiten medir el impacto social y económico sobre sus beneficiarios; repito, acciones paliativas que terminan profundizando el dolor”, señala en el documento.

Por último, pidió al presidente municipal Ismael del Toro hacer lo que en dos años no ha logrado, que contribuya y propicie esa prosperidad y desarrollo del que habla, porque, a pesar de él, los tapatíos se sobrepondrán a las adversidades, porque es un pueblo fuerte, bajo el mando de un gobierno ausente.

Compartir