Al llamar a no regatear el respaldo al Presidente, el senador Ricardo Monreal consideró que el acto de unidad en Tijuana es un asunto de la Patria

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, llamó a los grupos parlamentarios del Senado a estar unidos y fortalecer al Estado mexicano mediante el apoyo al titular del Ejecutivo mexicano en estos momentos inéditos y difíciles, en la relación bilateral con Estados Unidos.

En conferencia de prensa, el senador se refirió al acto masivo de unidad convocado por el Presidente de la República, que se realizará en Tijuana, Baja California, el próximo sábado, en defensa de la dignidad ante la posible imposición de aranceles a las exportaciones mexicanas anunciado por el presidente Donald Trump.

Dijo que como Poder autónomo y representante del grupo mayoritario, los senadores de Morena acudirán para fortalecer al Estado mexicano. “Es un momento álgido. El sábado se redefinirá nuestra relación con Estados Unidos”, aseveró.

El legislador señaló que se trata de un acto institucional. La Patria nos necesita en un momento difícil, de un desafío inédito. Necesitamos estar unidos en torno al jefe del Estado mexicano, subrayó.

A partir de esa reunión, agregó, se fijará rumbo en la futura relación comercial e internacional con la Unión Americana. “De ese tamaño es la definición como nación que habremos de asumir en las próximas horas”.

Precisó que no se trata de un tema partidista o ideológico, sino de un asunto de la Patria. Indicó que tuvo comunicación con el Presidente de la República, quien le formalizó la invitación al acto de unidad, defensa de la soberanía y reiteración de la amistad con el pueblo norteamericano, en Tijuana, el próximo sábado a las 5 de la tarde.

“Como presidente de la Junta de Coordinación Política he corrido la atención de la invitación a todos los Grupos Parlamentarios. Ya tuve comunicación con el PAN, PRI, PRD, PES, PT. Sólo me falta tener comunicación con Dante Delgado y Raúl Bolaños”, comentó.

Destacó que todos ellos han expresado una actitud de respeto a la convocatoria, aunque, aclaró, algunos no han decidido si asistirán, “pero nosotros también respetaremos a quienes decidan no ir”.

Dijo que quienes han confirmado su asistencia hasta este momento son legisladores del PRI, PRD, PT, PES, PVEM y de Morena. “No tengo confirmado ni al PAN, ni a Movimiento Ciudadano. Es cierto que Acción Nacional tiene su propia posición política y nosotros lo respetamos y esperaremos, recalcó.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena insistió en que el mensaje del Presidente de la República el sábado dará paso a un giro en la política internacional. Es histórico para México, no debemos olvidar que la Patria nos necesita.

Expuso que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte creó una de las áreas más grandes y competitivas del mundo, pues genera el 28 por ciento del Producto Interno Bruto mundial; realiza el 16 por ciento del comercio global.

México y Estados Unidos intercambian al año 131 mil millones de dólares, sólo en el rubro de automóviles y autopartes. En tanto, en la parte agrícola el comercio asciende a 17 mil millones de dólares.

Aseguró que el intercambio comercial entre ambas naciones representa un millón de dólares por minuto, por lo que advirtió que la decisión unilateral de imponer aranceles, no sólo afectará a México, también a la Unión Americana, fundamentalmente a estados como Texas, California, Illinois y Arizona.

Si el impuesto del cinco por ciento se aplicara, advirtió, el costo para los consumidores estadounidenses será de 18 mil millones de dólares anuales. Si llega al 20 por ciento, impactará negativamente en los bolsillos estadounidenses con cerca de 100 mil millones de dólares.

La aplicación de cinco por ciento para Texas, ejemplificó, representaría un costo adicional de 5 mil trescientos millones de dólares al año; para Michigan de 2 mil 800 millones; en California será de 2 mil 500 millones; para Illinois de 700 millones, mientras que para Ohio, representará casi 500 millones de dólares.

Si se aplica este arancel el impacto se traducirá en mayores costos para las empresas y agricultores estadounidenses, incrementando dificultades con la ya “guerra comercial” con China, subrayó.

Aunado a ello, los 5 millones de empleos directos que dependen de este comercio se verán afectados. Por ello, los estadounidenses están muy preocupados. Los senadores y congresistas están totalmente sensibles a este tema.

Monreal Ávila dijo que la respuesta del gobierno mexicano sería imponer de manera seria aranceles a productos que provienen de Estados Unidos y que en la balanza comercial afectaría gravemente a la economía de ambos países.

Aunque, opinó, no deberíamos responder con la misma figura. No quisiera llegar a eso, porque si China lo pudo hacer, México no sé si tenga las condiciones. Prefiero que a través de la plática y el diálogo se pueda resolver este problema.

No estoy de acuerdo con intentar hacerle la guerra comercial a Estados Unidos. No tenemos la capacidad de enfrentar a un gigante, porque han sido 30 años donde el mercado interno se ha debilitado. Es una gran lección de que se debe fortalecer el mercado interno, nuestra industria nacional y la autosuficiencia, abundó.

Reiteró que mantiene el optimismo con la delegación mexicana que sigue en Washington. Nuestro respaldo a esta comisión. Esperamos resultados positivos, expresó.

Asimismo, anunció que la reunión para analizar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se pospuso hasta el próximo martes, debido a que se espera un momento de definición política.

Compartir