Saharet Mendoza, fundadora del Colectivo Nacional de Mujeres por la Igualdad puso en tela de juicio el proyecto de Ley Vicaria en Jalisco porque victimiza a las niñas, niños y adolescentes

Al expresar su rechazo por el proyecto de Ley Vicaria de Jalisco, el Colectivo Nacional de Mujeres por la Igualdad pide a los legisladores jaliscienses que sí se legisle una ley pero que sancione a ambos géneros y que las niñas y niños no queden como segunda víctimas.

Advirtieron que de aprobarse el contenido de la Ley Vicaria, que promueve la diputada María Dolores López Jara, acudirán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para interponer acciones de inconstitucionalidad al tiempo que se pronunciaron por el cambio de género ante los registros civiles para pelear en igualdad de circunstancias la custodia y convivencia de los hijos.

Saharet Mendoza, fundadora del Colectivo Nacional de Mujeres por la Igualdad puso en tela de juicio el proyecto de Ley Vicaria en Jalisco porque victimiza a las niñas, niños y adolescentes, por lo que exigió a los legisladores sancionar este tipo de violencias tanto a hombres como mujeres.

Y puso como ejemplo las leyes de Coahuila y Quintana Roo que castiga a ambos géneros por los colectivos feministas han calificado a estas leyes como “mal aprobadas”. Puntualizó que esta ley en Jalisco pretende dar impunidad a muchas mujeres que tiene denuncias por maltrato infantil dentro de la disputa por los hijos.

“Solamente por sus dichos pueden señalar a cualquier varón de su familia como agresor vicario”, sentenció.

Por todo lo anterior, Saharet alertó al Congreso de Jalisco sobre la aprobación de la Ley Vicaria por ser una ley que en contra de los intereses de la niñez.

“La ley debe apegarse a lo que manda la Constitución, es decir que se sancione por igual la violencia sea ejercida por el ho,bre o por loa mujer”, subrayó.

Por su parte, el abogado Rodolfo Nuño Rivera, de Ex Hijos A. C., indicó que desde el 2007 se empezó a hablar de alienación parental en México por lo que se reconoce que hay madres y padres que usan a sus hijos para dañar al otro.

El abogado informó sobre datos del Centro de Convivencia de Guadalajara en el que 251 hombres acuden a convivir son su hijas o hijos y 79 mujeres hacen lo propio.

Asimismo, dijo que de acuerdo a los números que tiene el Centro de Convivencia de Guadalajara, 6 hombres son los que incumplen con llevar a sus hijos a convivir con las madres en contraste de 82 mujeres que no llevan a sus hijos con sus padres.

Asimismo, denunció que el sistema de convivencias actual es inequitativo porque del total de convivencias en el Centro 79 mujeres tienen la modalidad de entrega y recepción, es decir que se pueden llevar a sus hijos a sus casas. En ese mismo tenor advirtió que de 100 casos que tiene estos colectivos 21 se han suicidado. No obstante, no dio datos por el resguardo de la identidad.

Aunado a lo anterior, Rodolfo Nuño Rivera advirtió que en materia federal no puede obligar al Congreso de Jalisco en legislar violencia vicaria porque “la violencia vicaria que se aprobó a nivel federal solamente se incluyó en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y nunca en el Código Penal y ni el Código Civil ni siquiera como delito como violencia familiar lo que existe es un decreto que se publicó el 17 de enero del 2024 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que se denomina Violencia a través de Interpósita Persona, que es el que sí obliga a los estados y sus congresos a homologar en sus códigos Civil y Penal y se establece el delito de interpósita persona a las personas que lo cometan y aquí no habla de que las mujeres serán las únicas víctimas”.

Agregó que “si el Congreso de Jalisco quiere legislar esto como delito tiene que legislar primero violencia a través de interpósita persona y no puede legislar violencia vicaria como delito porque el decreto no lo dice”.

Advirtió que de pasar la Ley Vicaria con la legislación de que la mujer es la única víctima, se auxiliarán del decreto de cambio de género que desde hace cuatro año se aprobó en Jalisco, es decir cambiarte de masculino al femenino para pelear la custodia de los hijos.

“Tenemos que pelear las custodias en igualdad como mujeres porque no si lo haces como hombre no se puede. El simple hecho que solicites convivencia o más tiempo con los hijos cometes el delito de violencia vicaria porque dicen que solamente afecta a la mujer”, puntualizó.

El doctor en Derecho Cristián Jafet Montenegro es un ejemplo en Durango y en México de cambio de género a efecto de “contrarrestar este tipo de leyes injustas hacia el género masculino”.

Compartir