Pablo Lemus, presidente de Guadalajara, advirtió sobre la vida útil de los tiraderos en la Zona Metropolitana de Guadalajara y urgió un proyecto a 30 años

Al alcalde Pablo Lemus Navarro advirtió sobre la vida útil de los tiraderos y en especial de Picachos en el que se podrán depositar los desechos en tan solo los cinco años próximos. Planteó retomar el plan de un solo relleno sanitario para toda el Área Metropolitana de Guadalajara

En entrevista, el presidente municipal de Guadalajara manifestó que es un error el que haya varios rellenos sanitarios para el Área Metropolitana de Guadalajara.

“Es un error que haya tantos lugares de manejos de residuos en la Zona Metropolitana de Guadalajara, hay demasiados, Tonalá con Matatlán, Ixtlahuacán, Juanacatlán, Zapopan, me parece que debemos adoptar las sanas prácticas que tienen otras ciudades”, dijo.

Recordó que para resolver el problema de la basura que se genera en la metrópoli se había propuesto el relleno sanitario de Tala que fue rechazado tras manifestaciones sociales pero “creo que tenemos que retomar esta situación”.

Lemus Navarro advirtió: “Ninguno de los rellenos que están trabajando ahora tienen una perspectiva como debería de ser a 20 o 30 años, todos tienen una expectativa de vida de dos, de tres, cinco años en el caso de Picachos y esto es muy poco para una ciudad en crecimiento y en desarrollo como es la ZMG”.

Abundó: “Por eso creo que debemos de regresar nuevamente a buscar un lugar que nos permita tener un solo relleno sanitario para toda la ZMG con una perspectiva de 30 años “.

En lo que respecta al cierre del tiradero de Matatlán, dijo respaldar la decisión del presidente de Tonalá, Sergio Chávez Dávalos.

“Hay que puntualizar que Matatlán se cierra el día de mañana para recibir basura, sin embargo, seguirá trabajando como un centro de transferencia, ese es el acuerdo que tomamos en conjunto el gobierno del estado y los municipios que tenemos la necesidad de seguir utilizando la planta de transferencia sin tirar basura”, puntualizó.

Puntualizó que el 80 por ciento de los residuos de las prácticamente mil 500 toneladas diarias que genera de basura Guadalajara. El 80 por ciento se van a Picachos, el 20 por ciento se iba directamente a Matatlán, con el cierre ahora el cien por ciento se va a ir a Picachos.

“Ese 20 por ciento es del oriente de la ciudad y el tirón de ese 20 por ciento era demasiado costoso en términos de gasolina, horas hombre y desgaste de equipo de transporte, ahora ni modo tendrá que solventar todo este costo adicional Caabsa”, mencionó.

Además agregó que Guadalajara está lista para abrir la planta de transferencia 18 de marzo, dado que ya están todas las solicitudes entregadas a Semadet para recibir la autorización y empezar a operar.

Compartir