Jalisco contará con una capacidad instalada de 3 mil 161 camas en total para atender la pandemia de coronavirus. IMSS, ISSSTE y Sector Salud logran plan de reconversión hospitalaria

El gobernador de Jalisco presentó el Plan de Reconversión y Escalamiento Hospitalario, mismo que se hizo con la coordinación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad Social al Servicio de los trabajadores del Estado (ISSSTE), el Gobierno Federal y el sector privado.

“Este documento explica la manera en que Jalisco enfrentará en los próximos días y meses la pandemia y, sobre todo, las capacidades que tenemos instaladas y de desdoble de infraestructura hospitalaria para atender a quienes así lo necesiten. El total de camas que podemos tener habilitadas con este plan son 3 mil 161, esa es una cantidad que nos parece muy importante. Confiamos que no se vayan a necesitar, esperamos que no se vayan a necesitar, pero Jalisco ha tomado las medidas para tener esa capacidad de respuesta”, destacó Alfaro Ramírez.

Por su parte, el secretario de Salud del Estado, Fernando Petersen Aranguren detalló que el plan está basado en un modelo de adecuación y equipamiento de espacios hospitalarios por niveles de atención de acuerdo a la demanda esperada en cada unidad.

El titular de Salud agregó que la eficiencia del plan, depende de tres factores esenciales: que la población siga las recomendaciones para evitar saturar el Área Metropolitana de Guadalajara; el aislamiento voluntario de las personas que están dentro de los grupos de riesgo y los enfermos leves, y el compromiso de los trabajadores de la salud.

Petersen Aranguren indicó que los hospitales de referencia para la atención de pacientes con COVID-19 son el Hospital General de Occidente y su adjunto el Hospital de Geriatría, los Hospitales Civiles de Guadalajara, los 10 Hospitales Regionales y el Hospital Comunitario de Colotlán.

“Con esta red hospitalaria se garantizará el acceso a los servicios de salud para todas y todos los jaliscienses, considerando que el 40% de la población que padecerá COVID-19, vive en el interior del Estado”, dijo el Secretario de Salud.

Agregó que el escalamiento hospitalario se llevó a cabo con base en dos escenarios de proyección de casos. El primero con una tasa de ataque de 0.20 en el que se esperarían 16 mil 819 pacientes, de los cuales, 13 mil 456 serían pacientes leves, 2 mil 523 requerirían hospitalización y 841 apoyo ventilatorio.

El segundo escenario está planteado con una tasa de ataque de 0.45 en el que se esperarían 37 mil 844 pacientes, de los cuales, 30 mil 275 serían pacientes leves, 5 mil 677 requerirían hospitalización y mil 892 apoyo ventilatorio.

También se hizo una alianza estratégica con la Universidad Autónoma de Guadalajara para destinar el Hospital Ángel Leaño a la atención exclusiva de COVID-19.

Compartir