La realidad de Informe de ¿prosperidad? es que las reformas proyectaban crecimientos por encima del 5 por ciento, en promedio durante el sexenio actual fue del 2.5 por ciento

Por Alfonso García Sevilla

Con el informe presentado por el secretario de gobernación, Alfonso Navarrete Prida, ante la nueva legislatura se pone fin al sexenio de Enrique Peña Nieto. Analicemos el mensaje donde abordará los resultados en materia de cinco ejes: “Educación de calidad”, en el que enumerará algunos resultados de su reforma educativa; “México Próspero”, en los avances de la economía; “México incluyente”, relativo a los logros de sus programas sociales; “México con responsabilidad global”,  las relaciones con otros países; y “México en paz”, señalando el grave problema de la inseguridad.

Esto con base en las 14 reformas estructurales que surgieron del “Pacto por México” y que prometían llevar a nuestro país a mejorar en todos los aspectos, elevar la calidad de vida de los mexicanos y cuyo fracaso después de cinco años, motivó la estrepitosa caída de la imagen de Peña a niveles de 20 por ciento y la debacle priista en el reciente proceso electoral. 

Centrémonos en materia económica, las reformas proyectaban crecimientos por encima del 5 por ciento, en promedio durante el sexenio actual fue del 2.5, el tipo de cambio se incrementó en un 49 por ciento y la inflación promedia el 4 por ciento, mientras que el salario mínimo cayó en cuanto a poder adquisitivo en un 13 por ciento.

Cabe señalar que gran parte de la inflación se debió al alza en los precios de los combustibles, gasolinas y diésel aproximadamente en un 100 por ciento (en 2012 el litro de la gasolina magna costaba 9.82 pesos, la Premium costaba 10.36 pesos el litro, el diésel estaba en 11.17 pesos) el cilindro de 30 litros de gas constaba 366 pesos hoy ronda los 600 pesos, mismos que la Reforma Energética juraba que los iba a disminuir.

Asimismo, Peña recibió un país endeudado con 4 billones de pesos, al día de hoy la deuda es de 9.6 billones de pesos, más del 100 por ciento… ¿Para qué?

¡Por cierto! El gasto en publicidad del actual gobierno federal será de alrededor de 50 mil millones de pesos… Escalofriantes sus prioridades.

Compartir