Incrementan diputados, en más del doble, penas y multas para el delito de turismo sexual contra personas menores de edad, establecidas en Código Penal Federal

La Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reforma el Código Penal Federal, para incrementar, en más del doble, las penas y multas para quienes promuevan el turismo sexual contra personas menores de edad o que no tengan la capacidad de comprender o resistir el hecho.

La pena de prisión para este delito queda establecida entre 15 y 30 años, y la multa entre mil y 30 mil días, en concordancia con las estipuladas en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos.

Asimismo, se señala que este ilícito será imprescriptible.

El Pleno lo aprobó por unanimidad, en lo general y en lo particular, con 389 votos, y lo turnó al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

El documento reforma los artículos 203 y 205 Bis del Código Penal Federal, y surgió de una iniciativa presentada por la diputada con licencia Marina del Pilar Ávila Olmeda (Morena), el 30 de octubre de 2018, dictaminada por la Comisión de Justicia.

Actualmente, la promoción, invitación o gestión del turismo sexual contra personas menores de edad o que no tengan la capacidad de comprender o resistir el hecho, se castiga en el Código Penal Federal con una pena de prisión que va de siete a 12 años y multa de 800 a 2 mil días.

El dictamen incrementa la pena de prisión, de tal manera que queda entre 15 y 30 años, y la multa entre mil y 30 mil días, en concordancia con la ley general en materia de trata de personas.

La Comisión de Justicia apuntó, en el dictamen aprobado, que el delito de turismo sexual se ha incrementado de manera alarmante en México, a tal punto que el país es considerado como uno de los principales destinos en el mundo para cometer este ilícito.

Indicó que a la fecha no existen datos precisos o actualizados que permitan dimensionar la magnitud de esta problemática, pero estudios realizados por la UNICEF, el DIF y la organización CIESAS indican estimaciones de alrededor de 16 mil niñas, niños y adolescentes víctimas de estas prácticas en todo el territorio nacional, destacando puntos rojos como Acapulco y Tijuana.

Compartir