Manuel Bartlett advirtió la oposición inició una campaña de difamaciones y mentiras contra Reforma Eléctrica de AMLO y sentenció: Es verdaderamente brutal contra el Presidente

“En efecto, dice el presidente que ha habido una campaña verdaderamente brutal en contra del trabajo del Presidente de la República en el área energética. Desde el inicio del gobierno empezó el ataque. Sabiendo que el presidente estaba a favor de la defensa de las empresas energéticas del país por su importante y trascendencia en la soberanía nacional, en la seguridad energética de México, la campaña empezó desde el primer día”.

Así lo advirtió Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en torno a la reforma eléctrica que ha emprendido el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Difamaciones, mentiras constantes y a medida que se fue acercando la toma de decisiones, la campaña se ha recrudecido, no digamos ahora, que se inició una reforma en las leyes secundarias a la Reforma Energética, una reforma a la ley relativa que inició el Presidente de la República y que fue aprobada por la Cámara de Diputados, por la Cámara de Senadores, pero la campaña ha sido verdaderamente estrepitosa. Mentiras, falsedades, slogans se repitieron, la oposición en la Cámara de Diputados, la oposición en la Cámara de Senadores, invitaron a supuestos técnicos, expertos; todos ellos, pagados por los mismos intereses, todos comprometidos, empleados, abogados contratados, en una mentira permanente”, abundó.

Indicó que la oposición realizó difamaciones y mentiras constantes conforme se acercó la aprobación de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica y se recrudeció hasta afirmar que la CFE va a preferir a empresas y energías sucias.

Efectos de Reforma Energética de Peña

Bartlett Díaz indicó que la reforma de 2013 se hizo con el objetivo para desaparecer la CFE y por ello Andrés Manuel López Obrador presentó la iniciativa para “quitar estas aberraciones” y evitar los subsidios con capital mexicano.

El director de la empresa productiva del Estado, indicó que la CFE tiene la obligación (por la reforma de 2013) de comprar energía eléctrica a empresas privadas a través de subastas y es las empresas la venden a precios más elevados de los que están en el mercado. Situación que provoca pérdidas por 222 mil millones de pesos.

“La reforma energética convirtió a la CFE en trampolín de los interese privados, se obliga a comprar a los productores independientes; los cuales vienen de la ley de (Carlos) Salinas cuando negoció el Tratado de Libre Comercio”, destacó.

Compartir