Porque es “es una reforma que atenta contra la autonomía municipal, además de ser innecesaria y riesgosa para Jalisco”, Hagamos irá en contra de esa aprobación

Porque es “es una reforma que atenta contra la autonomía municipal, además de ser innecesaria y riesgosa para Jalisco”, el regidor de Hagamos en Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, irá en contra de esa aprobación.

En sesión del Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara, se discutirá la iniciativa de reforma a los artículos 15, 35 y 50 de la Constitución Política del Estado, que promovió la bancada mayoritaria en el Congreso del Estado y donde se abre la ruta para una posible salida del pacto fiscal.

En Hagamos sostenemos que el actual sistema nacional de coordinación fiscal es injusto para la relación entre las entidades y el ámbito federal y debe ser objeto de una revisión, no obstante, discrepamos totalmente de la forma tan desarticulada, desordenada e irresponsable como lo ha pretendido hacer el Gobierno de Jalisco. A continuación se enlistan ocho consideraciones:

  1. Iniciativa innecesaria: La materia de coordinación fiscal a nivel nacional, es una atribución del Congreso de la Unión. En el momento que se desee, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo pueden revisar el convenio de adhesión al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal y de Colaboración Administrativa en Materia Fiscal; no es necesaria ni una consulta ni una iniciativa más del Poder Legislativo para ello.
  2. Es imposible que se haga una revisión fiscal exclusiva para Jalisco y sus municipios o, incluso, que se haga un Pacto Fiscal Exclusivo para nuestro estado. El sistema de coordinación fiscal, en esencia, pretende no tener doble tributación y apoyar el desarrollo económico; es un sistema con reglas nacionales, por lo que la revisión del pacto se debe dar desde una Convención Nacional Hacendaria, en un consenso mayoritario con los estados y no de manera unilateral.
  3. Se propone la creación de un Sistema Tributario Estatal, pero ¿es necesario? La iniciativa es ambigüa y no disipa las dudas sobre las atribuciones fiscales y administrativas que tendría este sistema. Este nuevo sistema implicaría un incremento en el gasto y una duplicación de estructura administrativa, dado que ahora la Secretaría de la Hacienda Pública y Secretaría de Administración cumplen estás funciones.

  4. Ni Jalisco ni Guadalajara pueden salir del Pacto Fiscal dado que tienen una deuda pública vigente, la cual tiene como garantía las participaciones federales. Si Jalisco sale del Pacto Fiscal, tendría que liquidar la deuda pública estatal y de los municipios, ya que no dispondría de fuentes de pago en garantías. Ocasionando además, una disminución inmediata en su calificación crediticia.

Se dejaría de contar con el respaldo para el pago de todos los créditos vigentes que tiene el estado, los cuales ascienden a los 28 mil 136 mdp – que tienen como plazo de 1 a 18 años-, mientras que tan solo en el municipio de Guadalajara, la deuda es de mil 229 mdp – con un plazo de 9 años-.

  1. Se vulnera la autonomía de los Ayuntamientos y se podría desencadenar en una controversia constitucional, en virtud de que los municipios no han sido contemplados respecto al derecho que tienen para recibir participaciones federales, de acuerdo con la Constitución.
  2. Jalisco tiene una mala recaudación fiscal: Únicamente el 14 por ciento del presupuesto estatal corresponde a recaudación propia, el resto proviene de recursos federales; mientras que en entidades como el Estado de México, los ingresos propios son de un 15%; en Quintana Roo, del 18 por ciento, y en la Ciudad de México, de 38.38 por ciento. Antes de hablar de una salida del Pacto, se debe reflexionar y atender las áreas de oportunidad en la recaudación, como la tenencia vehicular, los impuestos cedulares, los impuestos verdes y otros más.
  3. ¿Cómo se mide el trato injusto? No hay una noción clara de los parámetros que el Ejecutivo utiliza para afirmar que Jalisco recibe un trato desigual como parte del Pacto Fiscal, ya que en el escenario actual son más las  condiciones negativas que se vislumbran ante la posible salida. Para 2022 Jalisco recibirá el 80% de su presupuesto del Fondo General de Participaciones, lo que representa un incremento del 16.4% en comparación con el año anterior.

  4. ¿Se agotaron todos los recursos para mejorar las condiciones del actual Sistema de Coordinación Fiscal? Actualmente existen órganos como la Reunión Nacional de Funcionarios Fiscales, la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales o la Junta de Coordinación Fiscal, ante los cuales las entidades pueden solicitar una revisión de las condiciones actuales. Al día de hoy Jalisco no ha presentado ninguna inconformidad o solicitud ante estos órganos.  

Tonatiuh Bravo, aseguró que “el Gobierno de Jalisco debía haber realizado un trabajo con otras entidades y el Gobierno federal, en dirección a una Convención Nacional Hacendaria, que permitiera construir un consenso sobre todos los elementos de la coordinación fiscal y hacendaria, que atendiera la producción de riqueza, empleo, pero también los indicadores de marginación, pobreza, así como el nivel de centralismo en atribuciones y gastos del Gobierno Federal”.

Compartir