La coordinadora parlamentaria del PRI en el Congreso de Jalisco calificó como grave que el gobernador electo desaparezca el Instituto Jalisciense de las Mujeres

Como “grave” calificó Mariana Fernández Ramírez, coordinadora parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso de Jalisco, la desaparición del Instituto de las Mujeres Jaliscienses, política de cambio que pretende implementar el gobernador electo Enrique Alfaro Ramírez.

De entrada, la priísta aseveró que el grupo parlamentario que dirige apoyará la reingeniería del Poder Ejecutivo que se implementará para la administración alfarista.

No obstante, la política dejó en claro que es “grave” que Enrique Alfaro desaparezca el Instituto de las Mujeres para transformarlo en una subsecretaría, dependiente del secretario general de Gobierno, en esta caso de Enrique Ibarra Pedroza.

“Estaremos apoyando toda la reingeniería del Poder Ejecutivo pero el único tema grave que vemos es la desaparición del instituto Jalisciense de las Mujeres, que ahorita es un OPD (Organismo Público Descentralizado) que tiene patrimonio propio, que tiene autonomía jurídica, los recursos se bajan directamente del IJM, son mecanismos, ojalá no existieran pero esta es la violencia que viven a diario las mujeres en este estado y en todo el país”, indicó.

En el mismo tono calificó al gobierno federal que emprenderá el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, dado que consideró que “tratan de minimizar el tema, pero es un tema importantísimo, las mujeres tienen que estar en el desarrollo social de este estado, las mujeres no todas son vulnerables, las mujeres son eje transversal en todas las dependencias”.

Aunado a lo anterior, manifestó a Alfaro Ramírez: “No se vale que nos dejen en un tercer nivel, en una subsecretaría, no estamos ni siquiera en contra del nombramiento de la titular, lo que queremos es que cada día tengan más herramientas”.

Asimismo, Fernández Ramírez reprochó que el Instituto ni siquiera va a pasar a ser una Secretaria  de Mujeres, sino que la bajan a subsecretaría con dependencia plena del Ejecutivo estatal.

“A nivel nacional nos quieren manejar como asuntos de género, no son asuntos de género, es el tema de igualdad de este estado, el camino es la equidad y el fin es la igualdad”, sostuvo.

Subrayó que “es importante el poder que tiene el Instituto en su autonomía en ir a México a bajar recursos y sobre todo la relación directa con las mujeres violentadas, los Centros de Justicia se atienden 300 mujeres cada día, ya no se dan abasto”.

Por último apuntó: “Necesitamos dependencias de las mujeres fuertes, imagínense las mujeres van a estar con las personas con discapacidad, con la niñez, con adultos mayores, con la población indígena, imagínense en qué tema van a dejar a las mujeres”.

Compartir