Realizan Sesión Solemne de Ayuntamiento conmemorativa al 225 Aniversario Luctuoso de Fray Antonio Alcalde y Barriga en el Hospital Civil

Con motivo del 225 aniversario luctuoso de Fray Antonio Alcalde y Barriga, el Ayuntamiento de Guadalajara celebró una Sesión Solemne en el patio central del Hospital Civil Antiguo, donde también se develó una placa en su honor.

Ante ciudadanos,  trabajadores y directivos del nosocomio, funcionarios y representantes de los tres poderes del Estado, el Presidente Municipal, Enrique Alfaro, destacó que las acciones de quien cambió la historia de la ciudad a partir del año de 1770, cuando el municipio era un pueblo con apenas 20 mil habitantes, “deben de ser inspiración para quienes hoy nos toca la tarea de gobernar en tiempos difíciles, en términos sociales, en un momento en que Guadalajara está tratando de reconstruir su historia con la mirada puesta en el futuro”.

El Primer Edil manifestó que, no obstante, la responsabilidad no es únicamente de quienes gobiernan, “Guadalajara hoy, como en aquellos tiempos en que llegó el fraile, sufre las consecuencias de la falta de respuesta oportuna, consecuencia del abandono de décadas de los gobernantes en turno, pero también del abandono de una sociedad que aceptó, sin hacer nada, la degradación de su ciudad”.

Alfaro Ramírez dijo que hoy la ciudad trabaja para retomar el rumbo que perdió en los últimos 20 años. “Tratamos de no repetir ese camino y en personajes como Alcalde podemos encontrar un rumbo, una orientación para cumplir con este propósito. En el Ayuntamiento de Guadalajara hemos dedicado este año 2017 en rememorar la vida y obra del Fray Antonio Alcalde, queremos que la gente se dé cuenta de lo que es capaz la voluntad de una persona, la convicción y el altísimo sentido de responsabilidad de un solo hombre, para que cada uno de nosotros encontremos en él una inspiración para ser mejores y construir una mejor ciudad”.

Enrique Alfaro comentó que el espíritu humanista de Alcalde debe ser revitalizado y resaltó, de entre sus grades obras, la fundación del Hospital Civil, el impulso para la fundación de la Universidad de Guadalajara y la construcción de “Las Cuadritas”, entre otras muchas acciones de solidaridad que tuvo con los pobres, las viudas, los enfermos, los niños y  huérfanos de la ciudad.

Héctor Raúl Pérez GómezPor su parte, Héctor Raúl Pérez, director del Hospital Civil, hizo una semblanza de quien fuera obispo de la Guadalajara de las Indias en 1770 y agregó que la comunidad del nosocomio celebra con beneplácito el aniversario luctuoso.

Precisó que el Fraile de la Calavera realizó una labor incansable al servicio de los pobres y los desvalidos, fue un adelantado a su época y siempre luchó por los más desprotegidos ante la enfermedad, el hambre y los problemas económicos sociales y de educación que se vivían en aquella época, “fundador del hospital Real de San Miguel de Belén, hoy antiguo Hospital Civil, su magna obra de asistencia en salud”.

Pérez Gómez agregó que el Hospital Civil se ha consolidado como uno de los más trascendentales centros de atención en este país, un hospital que atiende a la calidad y a la mejora continua, rumbo a la excelencia.

“El impacto social que tiene hoy nuestra institución se puede identificar con algunas de las más importantes cifras de productividad que tenemos en nuestras dos instituciones el Hospital Civil antiguo y el Hospital Civil Juan I. Menchaca. Aproximadamente 77 mil hospitalizaciones al año, 40 mil cirugías anuales, consultas a cerca de 750 mil personas al año y nacen con nosotros cerca de 14 mil nuevos tapatíos”.

 En su intervención, la regidora Ximena Ruiz, presentó la edición especial de la Gaceta Municipal dedicada al obispo, “documento con el que se ratifica la magnitud de la obra, su talla de estadista y la inmortalidad de sus proyectos. De esto último es un claro ejemplo este hospital que hoy nos recibe”.

 Por su parte Fray Gerardo Arias de la orden predicadores del convento de Santo Domingo, señaló que Alcalde y Barriga fue un obispo que dejó huella por sus obras y por su cercanía con el pueblo.

 Alfaro acude a develación y bendición de nueva lápida sepulcral de Fray Antonio Alcalde

 Previamente, el Presidente Municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, asistió a la develación y bendición de la nueva lápida sepulcral de Fray Antonio Alcalde y Barriga, ubicada dentro del Santuario de Guadalupe, en conmemoración del 225 aniversario de su fallecimiento, y como parte de las acciones que se realizan para buscar que el dominico, benefactor de la humanidad, sea canonizado.

Emrique Alfaro Hospital Civil (2)Durante la ceremonia se destacó la vida y la obra de Alcalde y Barriga, a quien se le reconoce por su humanismo, su protección a las mujeres, los niños y los desvalidos, así como el impulso que dio a la educación en la ciudad.  

Compartir