Con apenas 6 casos judializados de mil 456 denuncias, fiscal anticorrupción de Jalisco, Gerardo de la Cruz Tovar, se dice satisfecho y además pide se acoten sus responsabilidades

Se dice “satisfecho” el titular de la Fiscalía Anticorrupción de Jalisco, quien a un año de asumir el cargo ha rendido cuentas con escasos resultados, con apenas seis casos judializados de mil 456 denuncias presentadas. Además Gerardo Ignacio de la Cruz Tovar ha pedido a los diputados una reforma para acotar sus responsabilidades y una ley orgánica propia para darle más autonomía.

Aunque el zar anticorrupción admitió que necesita más resultados en la lucha contra la corrupción, pues de acuerdo a la numeralia presentada en su comparecencia ante las comisiones de Justicia y Vigilancia del Congreso de Jalisco, la Fiscalía anticorrupción no ha dado resultados.

Durante el 2018 se presentaron mil 456 denuncias, en su mayoría por abuso de autoridad, y de éstas 882 siguen vigentes y sólo se han judializado seis, es decir de las mil 456 denuncias sólo se pudieron abrir seis carpetas de investigación. Además no hay ningún funcionario en la cárcel.

Asimismo, se desprendió que sólo han podido consignar dos investigaciones, una contra un policía y la otra contra un inspector municipal que aún no reciben condenas.

En lo que va del año 2019 se han presentado 145 denuncias.

Gerardo de la Cruz Tovar se justifica: “Nos queda claro que debemos dar resultados pronto, los números que se ven allí se ven muy malos. Todo mundo lo escuchamos decir que quieren ver personas encarceladas. Cuando yo voy a la lucha libre sino hay sangre de repente como que no me divierto. Acá también queremos ver personas encarceladas, no todos van a quedar en la cárcel, lo importante es que estén presentados ante el juez que estén vinculados y que se les condene”.

Pese a los nulos resultados, el zar anticorrupción aprovechó su comparecencia ante los diputados para pedir una reforma para acotar su campo de acción delimitando los delitos que pudieran caer en corrupción y por otro lado que ya no le turnen las denuncias por casos de tortura.

Compartir