Organizaciones de la sociedad civil han alzado la voz y mediante el hashtag #JusticiaParaLuz, se levanta un movimiento para reclamar por un feminicidio más en México  

Catalogado como un crimen de odio al rociarla con alcohol y prenderle fuego, el feminicidio de Luz Raquel ha causado indignación en México y más aún cuando la víctima solicitó en reiteradas ocasiones la protección de la autoridad, en este cado de Zapopan, la cual negó protegerla mediante el programa de Pulsos de Vida.

Una de indignación ha desatado el feminicidio de Luz Raquel Padilla, quien antes de su asesinato denunció en varias ocasiones amenazas ante la Policía Municipal de Zapopan, que le negó la atención.

Esta víctima de 35 años de edad se dedicaba a cuidar a su hijo con autismo, por quien sufría discriminación por su condición de discapacidad.

Las autoridades no le brindaron atención y el sábado 16 de julio cuando caminaba por la vía pública en la colonia Arcos de Zapopan, Luz Raquel fue rociada con alcohol y le prendieron fuego, resultando con quemaduras de segundo y tercer grado en más del 80 por ciento de su cuerpo.

Tras el feminicidio organizaciones de la sociedad civil han levantado la voz y mediante el hashtag #JusticiaParaLuz, se levanta un movimiento para reclamar por un feminicidio más en México.  

“Luz Raquel no debió morir, su feminicidio es un crimen de Estado e impunidad del @GobiernoJalisco, ella no solo era una madre, era una activista cuidadora exigiendo y haciendo lo que el gobierno se niega a hacer, cuidar, cuidarnos”, exclaman las organizaciones encabezadas por Yo Cuido México.

¿QUIÉN ERA LUZ RAQUEL PADILLA?

Luz Raquel radicaba en Jalisco, era Madre y cuidadora primaria de un pequeño con diagnóstico de autismo, que requiere de cuidados 24/7.

El pasado 16 de Julio del presente año, Luz fue quemada viva a unas cuadras de su domicilio.

De acuerdo a un comunicado de Yo Cuido México, “Luz Raquel recibía constantes amenazas de muerte en su domicilio en contra de ella y su hijo debido a la intolerancia por los ruidos que su hijo hacía en los momentos de crisis”.

Pero alertan que “no fue el primer incidente semanas antes Luz Raquel sobrevivió a un ataque con cloro de uso industrial en la zona del tórax”.

Asimismo, evidenciaron que Luz Raquel presentó una denuncia ante la comisaría de Zapopan sin recibir debida atención ni seguimiento a su denuncia.

“Ella solicitó ser integrada al programa Pulso de vida con el objetivo de recibir protección debido a las constantes amenazas y violencias que recibía por el comportamiento de su hijo menor de edad con autismo. Sin embargo, le negaron ser integrada al programa al considerar que las amenazas que recibía por parte de terceros no eran causa suficiente para ser beneficiaria”.

Para rematar, denunciaron que “Luz Raquel no es la única madre y cuidadora que ha recibido amenazas asociadas a la discriminación e ignorancia que se manifiestan en contra de personas con discapacidad”.

Compartir