No podemos acostumbrarnos a la oscuridad, claman más de diez mil universitarios que exigen por asesinado de los hermanos Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto González Moreno

La comunidad de la Universidad de Guadalajara salió a las calles de Guadalajara, luego del asesinato de tres hermanos González Moreno0 del barrio de San Andrés

Diez mil gargantas se unieron en un solo clamor: la exigencia de paz. La comunidad de la Universidad de Guadalajara se volcó a las calles de la capital tapatía para exigir la localización con vida de 12 mil 680 personas en Jalisco y justicia por el asesinato de los hermanos González Moreno, quienes fueron sustraídos de su hogar y asesinados. Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto, este último, estudiante de la licenciatura en Geografía por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de esta Casa de Estudio.

En la marcha por la Paz y la Justicia, realizada esta tarde de martes 11 de mayo, participaron madres de familia, integrantes de colectivos, estudiantes, docentes, administrativos, directivos y sociedad en general. La gran mayoría vestidos de blanco.

Las veladoras iluminaron la Glorieta de las y los Desaparecidos, para recordar a las víctimas. Las pancartas exigían a los tres niveles de gobierno su obligación de otorgar seguridad a las personas y las fotografías de quienes no han regresado a su hogar, no solo en Guadalajara, sino prácticamente en todos los municipios del Estado.

“Tengo diez años con el corazón roto y no quiero morirme sin saber que le pasó a mi hijo. No quiero que ninguna madre sufra lo que nosotras estamos sufriendo, queridas hermanas. Yo, antes en casa me sentía en paz, pero desde ayer, ya no me siento tranquila ni en mi casa, porque sé que cualquier día pueden venir por mí. Necesitamos medidas radicales para garantizar que no haya un desaparecido más”, señaló Guadalupe Aguilar, vocera de Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej), quien a nombre de las madres de familia cerró el acto en la Glorieta de las y los Desaparecidos.

El Rector General de la UdeG, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, explicó que esta marcha es un acto de solidaridad para la familia de los jóvenes González Moreno y también por los 16 universitarios que han visto truncados sus sueños por la violencia que ha desgarrado este país.

“Cada amanecer en este país y en este Estado, implica volver a enterarse de que el horror no ha desaparecido mientras dormíamos. Está ahí en sus formas más crueles: en las desapariciones, en las torturas y en las muertes de aquellos y aquellas, conocidos, amigos y amigas, hermanos y hermanas, padres y madres, de las diferentes comunidades que componen a este país desgarrado en lo más profundo de su alma por la violencia”, subrayó.

Explicó que los universitarios toman una vez más las calles para manifestar el hartazgo ante este escenario de tristeza y desesperanza que invade a Jalisco y a México.

“Caminamos paso a paso para abrazar a la familia de José Alberto, Ana Karen y Luis Ángel González Moreno. Para decirles a ellos y a quienes sufren la pérdida de estos chicos que nos hermanamos en su dolor y que les tendemos la mano en su angustia. Esta marcha, es por todas y todos los jóvenes.  Esta marcha es, porque no podemos normalizar la barbarie”.

Villanueva Lomelí, recordó además a Marco, Javier y Salomón, los estudiantes del CAAV que fueron desaparecidos en 2018; a Maximiliano, estudiante del CUAAD; a Francisco, estudiante de la Preparatoria de Tonalá; a Vicente, estudiante de derecho en del CUCSH; y a José Joel, estudiante del CULagos.

“Caminamos hoy aquí como acto simbólico para también manifestar que no podemos acostumbrarnos a esta catástrofe. Caminamos hoy aquí porque no podemos rendirnos ante la oscuridad y porque no dejaremos que nuestras vidas estén condenadas al dolor”, afirmó Villanueva Lomelí.

El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios. (FEU), Francisco Javier Armenta Araiza, señaló que la Universidad no será cómplice por guardar silencio.

“En esta Glorieta de las y los Desaparecidos ya no queda ni un hueco, no cabe ni un nombre más. Jalisco vive su peor historia de horror. Hace cinco años cuando tres estudiantes de cine fueron privados de su libertad y nunca volvieron a su casa y nos dijeron que fueron disueltos en ácido, creíamos que era el límite. El año pasado, nuestro compañero José Francisco fue el primer estudiante cuyos restos son encontrados en una fosa y lo pudimos identificar por el tatuaje de una manzana y, hace un año pedimos justicia por él aquí. Nos hicieron sentir que la calle era insegura, pensábamos que en nuestra casa era el lugar donde podíamos vivir en paz. Pero lo que pasó el año pasado nos demuestra que ni siquiera en nuestra casa podemos vivir seguros y seguras”.

E hizo un pase de lista por las y los universitarios víctimas de la violencia: Diana Magaña, Eduardo Martínez, Juan Carlos Castañeda, Edgar Gurrola, Ángel Arriero, Adrián Ponce, Leonardo Ramírez, Iván Varela, Jonathan Torres, Joel González, Vicente Hernández, Francisco Villa Tomás, José Alberto  González Moreno y Carlos Romero.  Los diez mil asistentes gritaron: “Presente”, al mencionar a cada uno.

Además, Armenta Araiza recordó que el 5 de junio de 2020, elementos de la Fiscalía de Jalisco privaron de la libertad a estudiantes que acudían a una manifestación por el joven Giovanni.

El Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUdeG), José de Jesús Becerra Santiago, indicó que los tres niveles de gobierno han fallado.

“Hoy lloramos por el asesinato de tres jóvenes. Jóvenes que no estaban en la calle, que no estaban en la carretera o en un antro. Los sacaron de sus casas, lo más sagrado. Nos están quedando muy mal las autoridades. Siempre hemos tenido gobiernos incompetentes, pero nunca tan insensibles al dolor de las madres”, dijo Becerra Santiago.

El Secretario General del Sindicato de Trabajadores Académicos (STAUdeG), José de Jesús Palafox Yañez, indicó que la sociedad está desorganizada, mientras que el crimen está organizado y eso debe de terminar.

“Por eso, en esta marcha salimos unidos. La unidad nos dará la solución. Este es el primer acto para exigir justicia, porque si no hay justicia no habrá paz. Hoy queremos mostrar la solidaridad a las madres. No están solas”, señaló Palafox Yañez.

Las autoridades universitarias, advirtieron que mientras no haya solución a esta tragedia, los universitarios seguirán saliendo a las calles mientras sea necesario.

Compartir