Putin espera «resolución de crisis» con Occidente «en lugar de escaladas y agravamientos sin fin»

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien estos días se encuentra en la ciudad rusa de San Petersburgo con motivo del XXVII Foro Económico Internacional (SPIEF-2024), ofrece a los directores de agencias de información internacionales una rueda de prensa tradicional.

Preguntado por una reportera de Reuters, el Mandatario ruso hizo hincapié en que «a Estados Unidos no le importa Ucrania» y solo está preocupado de «su propia gloria».

Putin aclaró que hasta la fecha es bastante difícil hacer pronósticos sobre la estrategia estadounidense en el conflicto ruso-ucraniano, ya que todo dependerá de los objetivos de la siguiente Administración. Según el presidente del país euroasiático, si las nuevas autoridades se centran en «las prioridades nacionales» para estabilizar la situación dentro del país, y no en la persecución de «los objetivos del liberalismo global», se producirían cambios en esta cuestión.

«Estados Unidos se ha quemado a sí mismo como líder de la democracia»

Putin también comentó el estado de la democracia occidental. «Lo que está ocurriendo en Estados Unidos, en el curso de la lucha política interna, se están quemando a sí mismos desde dentro. Su Estado, su sistema político y su supuesto liderazgo en el ámbito de la democracia», afirmó el presidente.

En este sentido, también explicó que Joe Biden «es un político de la vieja escuela» y su comportamiento es previsible. Cuando Biden comenzó a «atacar» a su homólogo ruso, ya sabía «que así será», relató Putin en respuesta a una pregunta de Reuters.

Asimismo, la persecución penal de Trump hoy en día, en relación con los sucesos que tuvieron lugar hace años, es un «abuso del sistema judicial dentro de la lucha política» interna, valoró. El presidente calificó de «completa tontería» la acusación contra Donald Trump por espionaje a favor de Moscú. «Nunca tuvimos lazo alguno con Trump», aseguró.

«Ya no existe ningún mundo unipolar»

Mientras Estados Unidos se considera excepcional y con derecho a «mandar a todo el mundo», están surgiendo nuevos centros de fuerza en el planeta, declaró el presidente.

«Enormes recursos se invierten en mantener su estatus de imperio. ¿Beneficia esto a los ciudadanos de Estados Unidos? Creo que no. Por el contrario, esto facilita que Estados Unidos vaya saliéndose de órbita, y los investigadores estadounidenses lo saben, lo cuentan y escriben directamente. Los leo», dijo.

Indicó que la cuestión, en este proceso, es a qué velocidad se producirá la salida de órbita, y aconsejó que la forma inteligente de actuar en esa situación, para Washington, sería fijarse en lo que dicen estos investigadores y adaptarse a los cambios.

Sin embargo, el liderazgo estadounidense «busca mantener su estado imperial cueste lo que cueste y solo se está dañando a sí mismo», mientras «los cambios se siguen produciendo a pesar de todo. Son inevitables y ya no existe ningún mundo unipolar».

(RT)

Compartir