Estados Unidos mata al mayor general Qassem Soleimani, uno de los hombres más influyentes de Irán y Teherán promete “dura venganza”

El mayor general iraní, Qassem Soleimani, ha muerto la noche de este 2 de enero cuando varios vehículos que transportaban al militar iraní y otros comandantes de alto rango de la milicia Kataib Hezbolá salían del aeropuerto de Bagdad. El ataque fue realizado bajo la dirección del presidente Donald Trump.

Según algunos funcionarios estadounidenses, el ataque fue llevado a cabo por drones con un tiro de precisión. Mientras que inmediatamente después del ataque se reportaba que fue perpetrado por misiles. 

“La segunda persona más importante de Irán”

Qassem Soleimani era el comandante de la Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán (CGRI), una división de élite que se dedica a la inteligencia militar, así como a las operaciones especiales fuera de Irán.

La unidad está directamente subordinada al líder supremo de la República Islámica, ayatolá Alí Hoseiní Jameneí. En el abril pasado, los CGRI —una poderosa fuerza militar de élite iraní— fue calificada por Estados Unidos como una organización terrorista extranjera.

Varios expertos, como indica The Guardian, consideran que Soleimani era “la segunda persona más poderosa en Irán”, que en la cadena de poder se situaba después del líder supremo Jameneí y “posiblemente por delante del presidente de Irán”, Hasán Rohaní.

Asimismo, el difunto general “ha sido más responsable que nadie de proyectar la influencia de Irán en la región”.

“Para disuadir futuros planes de ataque iraníes”

El Pentágono confirmó que el asesinato del mayor general Soleimani se realizó bajo la dirección del presidente Donald Trump, con el objetivo de “disuadir futuros planes de ataque iraníes”.

Comentando el ataque, el Pentágono acusó a Soleimani de “desarrollar activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región” y le culpó de la muerte de cientos de estadounidenses y los miembros de la coalición.

El inquilino de la Casa Blanca, por su parte, ha aseverado que “Soleimani mató o hirió gravemente a miles de estadounidenses durante un período prolongado de tiempo, y estaba conspirando para matar a muchos más, pero Estados Unidos logró detenerlo”.

En un discurso ante los periodistas en Palm Beach (Florida), Trump afirmó que el ataque fue realizado para alcanzar la paz.

“Anoche tomamos medidas para detener una guerra. No tomamos medidas para iniciar una guerra”, señaló.

Junto con este alto cargo miliar iraní, en el bombardeo perdieron la vida unas 10 personas más, incluido a Abu Mahdi al Muhandis. Era el jefe de las Fuerzas de Movilización Popular, una coalición progubernamental iraquí de milicias de mayoría chiita, y también dirigía la milicia Kataib Hezbolá (KH), que jugó un papel muy importante en la lucha contra el Estado Islámico en Irak.

Tres días antes del asesinato del jefe de la Fuerza Quds, Trump también acusó a Irán de «orquestar el ataque» contra la embajada de Estados Unidos en Irak el 31 de diciembre y aseguró que Teherán responderá por sus acciones.

Vínculo con el asalto de la Embajada de EU en Bagdad

El 31 de diciembre de 2019, los manifestantes prendieron fuego a la valla y al puesto de control de seguridad de la embajada estadounidense en Bagdad en protesta contra los ataques aéreos que Estados Unidos había realizado dos días antes contra las bases de la milicia chiita Kataib Hezbolá, en los cuales murieron 25 de sus miembros.

Desde Washington calificaron este asalto de «un ataque terrorista respaldado por Irán». La seguridad de la misión diplomática en Bagdad se fortaleció con unos 100 marines, mientras que otros 750 militares se desplazarán a la región en el futuro cercano.

«Asesinato de Soleimani es un acto de terrorismo internacional»

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, ha prometido que Teherán y otras naciones de la región «vengarán martirio de Soleimani». El líder supremo de Irán, ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, también ha afirmado que a los «criminales» que mataron al mayor general les espera una dura venganza.

Tras anunciar tres días de duelo nacional por la muerte de Soleimani, Jameneí ha nombrado al general de brigada Esmail Ghaani como nuevo comandante de la Fuerza Quds de los CGRI.

Por su parte, el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, calificó los ataques de Estados Unidos de «acto de terrorismo internacional» y ha advertido de que esta acción «extremadamente peligrosa» tendrá sus consecuencias para Estados Unidos.

RUSIA TODAY

Compartir