Al presentar el semáforo de riesgo sanitario por la pandemia de COVID-19, Hugo López-Gatell dejó en claro que los estados serán los responsables de las aperturas de las actividades

Tras la polémica que ha causado el que el gobierno federal se haga cargo del Semáforo de Riesgo Epidemiológico para entrar a la nueva normalidad, el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, dejó en claro que luego de una revisión que se hará por consenso con los gobernadores, los estados serán los responsables de las aperturas de las actividades no esenciales, así como de la cantidad de personas en la vía pública.

Las declaraciones del subsecretario de Salud, provienen luego de que gobernadores, como Enrique Alfaro Ramírez, de Jalisco, rechazaron que sea la federación quien controle el Semáforo de Riesgo Epidemiológico, por lo que desde la Presidencia de la República se concedió que haya semáforos regionales, considerando que la movilidad de la pandemia de coronavirus.

En ese sentido, el doctor López-Gatell indicó que a partir del primero de junio “las medidas de seguridad sanitaria pasan ahora a la vigilancia y control por parte de las 32 entidades federativas porque ahora el mapa va a ir cambiando estado por estado y cada estado de acuerdo a su nivel de riesgo semanalmente va a ser notificado por la autoridad sanitaria federal, cuál es su nivel de riesgo, cuál es el conjunto de actividades que corresponden con ese nivel de riesgo”.

Y a los gobernadores que ahora acusan de que la federación les dejó la responsabilidad de la pandemia, el doctor López-Gatell respondió textualmente al referirse a las actividades no esenciales y a la movilidad:

“Los estados serán responsables de establecer las aperturas correspondientes de las actividades que cumplan los criterios que he mencionado de valor social y de cantidad de personas en la vía pública”.

Asimismo, el funcionario federal recordó la Ley General de Salud en su capítulo segundo, artículo 2º, artículo 13, que establece cómo se organizan o distribuyen las atribuciones de la autoridad sanitaria federal y de la autoridad sanitaria estatal, y este fenómeno se llama concurrencia, concurren para el mismo propósito, pero cada quien tiene sus atribuciones, sus facultades.

“Esta materia de salubridad general incluye precisamente la coordinación del Sistema Nacional de Salud y también el manejo y control o prevención control y vigilancia de las enfermedades de interés epidémico que están descritas claramente en otros apartados de la ley, como el título 8º. Y no hay motivo o razón de que haya discordia, porque cada quien sabe lo que le corresponde hacer”, señaló.

Compartir