Ante crisis sanitaria debemos estar preparados para enfrentar la emergencia, indica Saldaña Cisneros y exige que el Estado garantice salud de enfoque de derechos humanos

Ante cualquier caso de pandemia o crisis grave de salud, el Estado mexicano está obligado a proteger la salud de las personas con un enfoque integral de derechos humanos, señaló la senadora por el Partido Acción Nacional, María Guadalupe Saldaña Cisneros, al presentar una Iniciativa que reforma y adiciona diversas disposiciones a la Constitución.

Dijo que el Ejecutivo, por medio de las autoridades sanitarias deberán asistir a las y los mexicanos en estricto apego al derecho a la salud sin excepción y con independencia del pago de derechos, tarifas y contraprestaciones, en caso de requerir atención médica.

La legisladora por Baja California Sur, indicó que ante una nueva crisis sanitaria México debe estar preparado para enfrentar con más éxito la emergencia ya que en este siglo van cinco pandemias, con sólo dos décadas de distancia.

La brecha, agregó, se va acortando y demuestra que hemos fallado en virtud de modelos de desarrollo industrializado -asistencialistas unos, benefactores otros, y neoliberales los últimos- que alteraron los ciclos de la vida en aras de la generación de la riqueza. México y el mundo, reconoció, no están preparados para enfrentar este tipo de enfermedades globales.

Al respecto, sugirió Saldaña Cisneros que el Congreso de la Unión revise la regulación de propiedad industrial para establecer mecanismos de flexibilidad o excepción para evitar la inaccesibilidad a los medicamentos y tecnologías en perjuicio de las personas susceptibles de contagio o enfermas con irrestricto apego a sus derechos humanos.

Es necesario, apuntó la senadora del PAN, que el personal médico, paramédico y administrativo del sector salud, tenga material de bioseguridad, insumos y suplementos médicos suficientes, permanentes y de calidad para su protección y la ejecución segura de su trabajo.

Propongo, dijo, que el personal de salud cuente con capacitación técnica y profesional para el manejo de pandemias, epidemias, crisis infecciosas, situaciones de emergencia sanitaria y en materia de vigilancia epidemiológica.

Con la finalidad de reducir riesgos de contagio las autoridades sanitarias podrán restringir o limitar el derecho humano de libre tránsito, en los términos que dispongan las leyes. De manera particular, deberá protegerse la salud y demás derechos humanos de las personas que continúen en sus labores debido a la naturaleza esencial de sus trabajos, subrayó.

Enfatizó que las autoridades del Estado Mexicano competentes en las materias presupuestal, financiera y fiscal deberán realizar las previsiones necesarias para implementar y ejecutar medidas de contingencia para proteger la salud de las personas, y garantizar condiciones de recuperación económica y de continuidad de las actividades de los sectores público, social y privado afectados por el combate a la pandemia o epidemia.

La legisladora de Acción Nacional manifestó que debe privilegiarse la investigación científica, el desarrollo tecnológico e innovación para tratar con éxito las enfermedades pandémicas y epidémicas que lleguen a presentarse.

La Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones a la Constitución en materia de protección del derecho humano a la salud en casos de pandemias y epidemias de carácter grave, se turnó a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; y de Estudios Legislativos.

Compartir