Luego de su visita apostólica a Myanmar y Bangladesh, el Papa Francisco respondió sobre una posible visita papal a China

Durante el vuelo de retorno a Roma, luego de su visita apostólica a Myanmar y Bangladesh, el Papa Francisco respondió a la acostumbrada rueda de prensa en la que dijo que no es algo oculto que le gustaría visitar China, pero que por el momento no hay un viaje en preparación.

“El viaje a China no está en preparación, pueden estar tranquilos, por el momento no está en preparación”, indicó el Pontífice al responder a una pregunta de la prensa extranjera que lo acompañaba en el vuelo papal del 2 de diciembre.

Sin embargo, confesó que le gustaría visitar China. “Me gustaría, no es algo oculto”, señaló.

Francisco indicó que las negociaciones entre el Vaticano y el gigante asiático “con de alto nivel, culturales”. “Por ejemplo, en estos días hay una exposición de los museos del Vaticano (…). Las relaciones culturales, científicos, profesores, sacerdotes que enseñan en universidades estatales chinas, están allí”, añadió.

El Pontífice dijo que “luego está el diálogo político, especialmente para la Iglesia china, con esa historia de la Iglesia Patriótica, la Iglesia clandestina que debe ir paso a paso con delicadeza, como lo están haciendo, lentamente”.

“Se necesita paciencia. Pero las puertas del corazón están abiertas. Y creo que será bueno para todos viajar a China, me gustaría hacerlo”, señaló.

Luego que las fuerzas comunistas tomaran el poder en China en 1949, fue creada la Iglesia Patriótica con el fin de controlar a los católicos chinos.

Sin embargo, aquellos que decidieron ser fieles al Papa se congregaron en lo que se conoce la Iglesia clandestina, cuyos sacerdotes y obispos sufren ciertas restricciones. Incluso algunos prelados han pasado varios años en la cárcel por su negativa a obedecer al régimen.

Aci Prensa

Compartir