Tras anunciar al nuevo esquema del manejo de residuos, el presidente de Guadalajara, Pablo Lemus, deja entrever que el negocio del reciclaje queda en manos de SULO

Aunque el presidente Pablo Lemus afirma que no se incrementará el pago ni se ampliará la concesión a la española SULO, el nuevo esquema de manejo de residuos plantea que ahora den mantenimiento a 114 puntos limpios y pretenden que la basura ya separada quede a disposición de dicha empresa, lo que significan un nuevo negocio del reciclaje.

Recién llegado de España, el presidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, dio a conocer el nuevo esquema de recolección de basura y manejo de residuos referente a las papeleras inteligentes de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y de los puntos limpios de Enrique Alfaro Ramírez.

Fue Félix Gastélum, el coordinador de Servicios Públicos de Guadalajara, quien dio a conocer la radiografía de manejo de residuos en la vía pública. De entrada informó que la empresa española SULO retirará tres mil 857 papeleras inteligentes porque están siendo subutilizadas. Este programa que fue instalado por el ex presidente municipal Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, sólo se quedará con cuatro mil 723 que están ubicadas en el Centro Histórico, Chapultepec, la colonia Moderna y Santa Tere.

En esta rueda de prensa, el acalde tapatío advirtió que estas papeleras inteligentes, que fueron instaladas en el 2010,  nunca contaron con el ship, que impedía recibir basura si estaba llena.

Para cumplir con la concesión, ahora la empresa SULO dará mantenimiento a 114 puntos limpios, antes sólo se encargaba de 20. Se dijo que estos puntos limpios incluyen los instalados en los mercados públicos municipales.

Se destacó que un solo punto limpio recolecta la basura de 88 papeleras inteligentes.

Para cumplir con el nuevo esquema de residuos, el presidente Pablo Lemus anuncio que arrancarán una campaña para que los negocios y comercios se regularicen en cuanto a su contrato con el municipio de recolección de basura y advirtió que de no hacerlo aplicarán  las sanciones correspondientes.

Pablo Lemus respondió a las críticas del Grupo Edilicio del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al afirmar que no se ampliará la concesión a SULO ni se incrementará el costo. Y además puntualizó que darán a la empresa española seis meses para dar resultados del nuevo esquema de retiro de residuos.

No obstante, al ser cuestionado sobre el destino que tendrá la basura ya separada en los puntos limpios, el alcalde admitió que será separada nuevamente por SULO y ellos harán sus cálculos económicos con lo que podría ajustar la tarifa.

Como es sabida la separación de la basura representa el gran negocio del reciclaje, sin embargo, este esquema aún no está co0ntemplado en las nuevas normas de la concesión.

Compartir