Alcaldesa María Elena Limón lamentó declaraciones de Alberto Alfaro quien la responsabiliza de atentado: “Siempre será más fácil culpar a otros que hacerse responsable de sus propios actos”

En rueda de prensa, María Elena Limón García Presidenta Municipal de San Pedro Tlaquepaque, rechazó cualquier expresión de violencia y manifestó su solidaridad y apoyo al regidor Alberto Alfaro García, por el atentado sufrido ayer en un restaurante de Guadalajara.

Asimismo, lamentó las últimas declaraciones que el regidor ha dado en distintos medios de comunicación, “en el que me hace responsable de lo sucedido el día de ayer, ya que siempre será más fácil culpar a otros que hacerse responsable de sus propios actos”.

Por lo que aclaró que no es obligación de Gobierno Municipal el brindar protección personal a ningún regidor, ya que la única obligación constitucional de prestar seguridad pública es hacia los ciudadanos, “y no dar custodia personal a políticos que temen por su vida, quizá derivado de sus propios actos y responsabilidades”.

Agregó que si en algún momento se le brindó protección al regidor fue “por su especial petición y fue apegado a derecho” y detalló que de acuerdo a su función pública “no forma parte de ninguna comisión edilicia cuyas decisiones pongan en riesgo su vida”, por lo que no se justifica que cuente con seguridad personal, salvo que determine la fiscalía dentro de un proceso de investigación.

Manifestó que confía en la Fiscalía del Estado quien será la institución que esclarezca el hecho.  

Por su parte el Síndico Municipal José Luis Salazar Martínez comentó “haré unas precisiones legales y para dejar clara cuál es la función de un regidor, en general tiene dos funciones que es trabajo en comisiones y asistir a las sesiones del ayuntamiento.  Él es presidente de la comisión de Parques Jardines y Ornato; es importante aclarar esto y vincularlo o no vincularlo con los acontecimientos del día de ayer; todos lamentamos este hecho y la solidaridad con él y con su familia para que pronto se recupere; pero según al menos de lo manifestado de las responsabilidades del regidor, no existe un riesgo en la integridad física por la función pública que desempeña”.

A su vez señaló que “en cuanto a lo manifestado por el propio regidor de manera verbal, donde le pidió al ayuntamiento un arma de fuego para su chofer, esto es completamente ilegal ya que en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos en sus artículos 24,25 y 26 se establece cómo un particular puede obtener un arma y no por parte del ayuntamiento otorgársela”.

Finalmente, la Alcaldesa reiteró “en estos momentos mi atención y mi trabajo está concentrado en salir adelante en esta emergencia sanitaria que tanto ha afectado al país y a los tlaquepaquenses en su salud y en su economía”.

Compartir