Ecuador y líderes indígenas llegan a un acuerdo: Dejar sin efecto decreto que quitaba subsidio a la gasolina

Las partes acordaron dejar sin efecto el decreto que quitaba el subsidio a la gasolina y disparó una serie de manifestaciones en todo el país, después de una mesa de diálogo facilitada por la ONU y la Conferencia Episcopal.

El sistema de la ONU en Ecuador anunció que el presidente del país, Lenín Moreno, ha logrado un acuerdo con las tres principales organizaciones indígenas, en una mesa de diálogo facilitada por las Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal ecuatoriana.

El Mandatario y los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, la Confederación Nacional de Organizaciones Indígenas y Negras, y el Consejo de Pueblos Indígenas Evangélicos del Ecuador, acordaron dejar sin efecto de manera inmediata el decreto 883, que retiraba el subsidio de la gasolina, la razón por la cual comenzaron las protestas.

Tras un largo diálogo que fue televisado y transmitido en redes sociales durante varias horas, las partes también acordaron trabajar en la elaboración de un nuevo decreto que “permita una política de subsidios, con un enfoque integral, que precautele que éstos no se destinen al beneficio de personas de mayores recursos y a los contrabandistas, con criterios de racionalización, focalización y sectorialización”.

El trabajo de la comisión encargada de acordar un nuevo decreto continuará siendo facilitado por las Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal.

“Con este acuerdo se terminan las movilizaciones, y medidas de hecho en todo el Ecuador”, expresó el coordinador residente de las Naciones Unidas, Arnaud Peral.

Por otro lado, el sistema de la ONU en Ecuador también anunció que este martes se llevará a cabo una reunión entre el Gobierno y el movimiento de trabajadores, otro sector que había mostrado su descontento.

El domingo, el Secretario General de la ONU, António Guterres, dio la bienvenida al diálogo en el país, que estuvo sumido en protestas durante más de una semana, algunas que se tornaron violentas.

António Guterres hizo un llamado a todos los actores para que se comprometan a un diálogo inclusivo y efectivo, y trabajen de buena fe en busca de una solución pacífica a los importantes retos que enfrenta el país.

Compartir