El subsidio eléctrico de que gozan las empresas privadas supera los 471 millones de pesos, esto gracias a la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto

Gracias a la Reforma Energética del 2013 de Enrique Peña Nieto, las empresas privadas gozan de un subsidio eléctrico que sobrepasa los 471 millones de pesos, monto con el que se podría vacunar contra el COVID-19 a toda la población mexicana.

Lo anterior fue dado a conocer por Miguel Reyes, director de la Comisión Federal de Electricidad Energía, quien detalló que una tienda de abarrotes paga aproximadamente 40 mil pesos mensuales de luz; mientras que un Oxxo paga 14 mil pesos por el mismo consumo, ya que recibe un subsidio de 26 mil pesos.

Miguel Reyes señaló que las reformas “regresivas” que provocaron esto fueron las que se hicieron desde 1992 y culminaron en 2013. Las cuales provocaron que las familias de clase media y baja, es decir la mayor parte de la población, paguen más por el servicio de luz que grandes corporativos.

El funcionario público se refirió a la Reforma Eléctrica: “La reforma de AMLO tiene por objeto revertir los aspectos más dañinos de esta privatización del sector eléctrico, eliminado subsidios a grandes corporaciones y garantizando que no va a aumentar la tarifa”.

Puntualizó que hubo quien afirmó que Manuel Bartlett, director general de CFE, y el presidente Andrés Manuel López Obrador se inventaron el subsidio. Sin embargo, Miguel Reyes indicó que no es así y puso como ejemplo a la empresa Femsa; la cual paga 14 mil pesos de electricidad por cada Oxxo.

“¿Cuántos de ustedes no han visto cerrar muchas tiendas cuando llegaron los Oxxos?”, cuestionó. Y es porque una tienda de abarrotes paga aproximadamente 40 mil pesos mensuales; mientras que una sucursal de Femsa paga 14 mil pesos por el mismo consumo de luz, ya que recibe un subsidio de 26 mil pesos.

Miguel Reyes conminó a los jueces que suspendieron la reforma a que analicen los subsidios a las empresas privada porque es “¿no es una competencia desleal?, ironizó.

El directivo reiteró que si las empresas privadas pagaran lo que les corresponde de luz, sin subsidios, el gobierno podría invertir el dinero en comprar más vacunas, en las pensiones o en préstamos para el sector privado.

Compartir